Archivos de la categoría Tecnologí­a e Internet.

Gaseosa Cruz del Gorbea

Recordando tiempos pasados he localizado unos archivos sonoros (también llamados mp3) de unos anuncios que escuché hará ya 4 años. Corresponden a unos cortes sobre la Gaseoso La Cruz del Gorbea. No sé si son anuncios auténticos o no, pero son geniales. Espero que los disfrutéis.

[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/bcdd5fd9d499c35080529324eb9b8ea9.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/ccaeab4bac8207fdaf59a478c619ba3c.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/ff36903dc20c9dd7a5a9415fd4582473.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/7a3efe6762b71983caa91cc045e508df.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/41ffafa8a198fccc623bda31a661e424.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/8f41e3119a7ef6609053028356d80e8f.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/0ed242e751f00069c506c50b06a521ed.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/54a931b78e7219853c52ebd3eca3b477.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/659039dc086f8778f3162af64ebb4fce.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/fa1cbd944ced663c8d1e11e98032915b.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/40eabc4f366dc31a1d89ddd0c3a62e09.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/106821abdb8cbf2244a0e9a1d280c16d.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/a62b35f7a9b79b28129e133e9a73aa73.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/ac3f8fcdca245119585f3acd2aa58f29.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/159074d2d5336f83cd2e4139026aa3e5.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/d41acb7367ded27a44a60c31d156d6ef.mp3[/mp3]
[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/abf75c0d6a5c4e9bd55d2597fdaa5462.mp3[/mp3]

Duros de mollera

Hace unos dí­as podí­amos leer en la prensa como un estudio del Gobierno Holandés mostraba que las descargas gratuitas generaban riqueza. Eso, queridos amigos, creo que es algo que ya sabí­amos. Y lo digo con esa rotundidad porque la mayorí­a de vosotros, en alguna ocasión tras haber escuchado esos MP3 (o haber visionado ese AVI) habéis ido a comprar el CD o DVD correspondiente. Y lo habéis hecho porque ya sabéis que el material os gusta y que, de una forma u otra, no tiraréis el dinero. Lo hacéis porque queréis tener ese disco de la Pantoja o esa pelí­cula en vuestra estanterí­a luciendo junto a vuestra pequeña cinemateca o audioteca. Lo hacéis, básicamente, por que os da la gana.

Pues bien, tras ver los resultados alguien dijo algo parecido a -“¡Pardiez! ¡Malandrines!”- mientras, como dirí­an nuestros lectores de Sudamérica, se jalaba del pelo.

“Es como si uno se va a El Corte Inglés y se lleva algo por 200 euros sin pagar”

Antonio Guisasola. Presidente de Promusicae

Esta persona es, ni más ni menos, que Antonio Guisasola, presidente de Promusicae , quien el otro dí­a rechazó las conclusiones de este estudioi de 140 páginas. Las rechazó pese a que las descargas legales en esta, nuestra piel de toro, se han duplicado.

“¿Qué es lo que ocurre entonces?” se preguntará usted, avezado lector (dadme esta licencia, siempre quise poner esto). Lo que ocurre es que, aunque no lo creamos, la gente ya ha descubierto que pagar por un tono/politono es una solemne estupidez, ya que podemos tenerlo gratis si lo bajamos de la red. Por otra parte,  iTunes o similares ya empiezan a hacerse un hueco en nuestros PC’s/ MAC’s (pese a que tampoco se promueven en Epaña iniciativas comoestas) y, además, se [nos] trata a los internautas que utilizamos las redes p2p o similares como delincuentes, aunque ya existan sentencias que no nos sitúan en ese lado de la balanza.

Ocurre que el panorama español está embozado de Bisbales y demás, a cada cual más parecido al anterior y, desde luego, no somos tontos. No somos tontos porque sabemos perfectamente que un disco de 11 canciones no vale1 euros. Y no los vale porque lo hemos visto a un precio menor en internet. Menor, que no es lo mismo que gratis.

No somos tontos, como reza ese eslogan de la tele. Nosotros, los que compramos esos discos o DVD’s sabemos que ese estudio es cierto y que los motivos por los cuales la industria musical (concretando un poco) está caí­da libre en cuanto a sus ventas no son las redes P2P, sino la propia industria.

“No hay mas ciego que quien no quiere ver”

Refranero

Año nuevo, Windows nuevo…

Antes de nada, os felicito a todos el año y espero que los Reyes Magos os dejasen todo eso que querí­ais.

Muchos os preguntaréis (bueno, igual no) que qué es lo que significa el tí­tulo de este post. Es sencillito, creedme. Ayer, por mera curiosidad, instalé en una partición de mi PC un nuevo inquilino (y van 3) llamado Windows 7.

La verdad es que me ha dejado gratamente sorprendido. Su instalación es mu sencilla y casi no hay que reiniciarlo, aunque claro, en Ubuntu no es necesario hacer eso. Su arranque es más rápido que el de Vista y, desde luego, su rendimiento es superior. En cuanto a consumos, me da la sensación de que este es más bajo que su antecesor y, sinceramente, aunque su estética es una mezcla entre Vista y una mezcolanza de otros O.S. no es desagradable.

Es mucho más sencillo de manejar (claro, esto lo comparas con Vista  se nota aún mas) y menos coñazo con los mensajitos de los privilegios.

En fin, que ahora mismo sólo es una beta, pero si siguen por este camino, los chicos de Redmond pueden crear un buen producto que, incluso, recupere el lugar de Windows en el corazón de algunos usuarios. Yo, mientras tanto, seguiré saltando entre los tres sistemas de mi PC y, por supuesto, no dejaré de probar nuevos sistemas operativos porque si vas a criticar algo, lo mejor es conocerlo.

Y si, sé que este post es malo cono la sarna, pero hay que ir cogiendo el ritmo poco a poco, ¿no?

“Houston, We’ve a problem”

La cosa es que en mi casa tenemos ONO y desde hace 15 dí­as la conexión va como el ojete. Pero no es que vaya mal en general, que no es así­. El problema es que va mal en cuanto a las descargas y el Streaming. El motivo de que me haya dado cuenta no es, como muchos pueden pensar (y alguno me ha hecho llegar) no me he dado cuenta viendo porno, no. Me he percatado de esta situación buscando videos de YouTube para una presentación que tengo que hacer en clase con los que pretendí­a (y creo que aún lo pretendo) facilitar la comprensión del tema a la vez que distraer al personal de mi poco eficaz actuación.

He leí­do por ahí­, en esos mundos de Google, que ONO ya practicó en su dí­a un capado al Streaming, con lo que no me sorprenderí­a que volviese la burra al trigo (obviando, en este caso, el capado de las P2P).

Y la cosa está en que al mes, esto señores se llevan 52 euros, nada más y nada menos, por 6 megas y teléfono. Me gustarí­a pensar que es un error subsanable, pero me da que es otra tomadura de pelo de los señores que manejan el Cable en la mayor parte de esta, nuestra piel de toro.

Odio escribir este post casi tanto como odiarí­a tener que leerlo, pero es que llamar a ONO es ya una estupidez, pues cada vez son más torpes los/las telefonistas (y creo que los cogen poco preparados aposta, porque sinó no tiene explicación)

Conclusión para los Sres. de ONO: Me están volviendo a tocar las cojones pelotas narices.

Pd: No puedo casi ni entrar en la edición de post del blog. Será posible…

Vergí¼enza

Eso es lo que siento ahora mismo. Una vergí¼enza ajena que ha conseguido llegar a lí­mites insospechados. Y esta vergí¼enza viene por dos cosas:

– “La sentencia establece un delito respecto a cada ví­ctima, en lugar de un delito por cada uno de los abusos cometidos sobre cada ví­ctima”

Esto lo ha dicho el abogado de las ví­ctimas del hijo de puta de NannySex, el pederasta que violó en repetidas ocasiones a casi media docena de niños. Es inconcebible (al menos para mí­) que un juez haya hecho semejante barbaridad. Así­ sin más, unifica en vez de individualizar delitos. Es una vergí¼enza que un juez que, no lo olvidemos, está instruí­do para ser diligente en estos caso, meta la pata de esta forma. Pero claro, esto es solo una opinión.

Y, por otra parte, me parecen vergonzosos y vomitivos los Informativos de Telecinco. No me entra en la cabeza que dediquen la mayor parte de de su tiempo (utilizando el morbo como hilo conductor) a los sucesos. Violaciones, asesinatos, accidentes escabrosos; no hay lí­mite para ellos.

En fin, que ahora mismo estoy asqueado por ambas cosas.