Archivos de la categoría Rarezas

Sin tí­tulo concreto

Seré sincero. Estoy escribiendo estas lí­neas porque el Sr. Jarne ha dicho algo en lo que, aunque me pese, lleva razón. Llevo casi un mes sin actualizar y, aunque no es el periodo más largo que este blog ha estado abandonado, esta vez ha sido por pura desidia.

Bueno, por desidia y porque no me suele gustar escribir cuando no tengo nada nuevo que aportar. Esta vez, y lanzando un pseudo compromiso que luego cumpliré a medias, me propongo escribir, por lo menos, una vez a la semana y con una calidad decente (y no como esta mierda de entrada).

Para darle un poco de prestigio a esta conjunción desastrosa de frases, os dejo con dos temitas para que disfrutéis en esta, vuestra casa.

Elvis Costello – Peace, love and understand

Neil Diamoind – Sweet Caroline

Vuelta al cole

Internet ha servido para democratizar los medios de comunicación por una parte mientras que, por la otra, ha dado voz a muchí­sima gente. Ahora todos podemos decir lo que queramos a los cuatro vientos debido a que la red nos da una pequeña parcela anónima y… un momento, me dicen por el pinganillo que deja de ser anónima cuando publicamos fotografí­as nuestras.

Bueno, a lo que í­bamos. Si quiero, puedo decir, por ejemplo, el blog de Ponzonha es una maravilla o, por el contrario, decir que es una puta mierda. Además, puedo decir que no me gusta nada el acentillo asturiano y que, por ende, de allí­ solo han salido que pastores y viejas con fabadas. Así­ de crudo  porque, no lo olvidemos, es mi opinión. Por supuesto, él tiene todo el derecho del mundo a decir que este blog es peor que una puta mierda (porque obviaremos lo de maravilla) y que mi acento si es risible, amén de otras tantas barbaridades que no publicaré para no ir dando ideas.

Pero claro, imaginemos que Ponzonha se siente excesivamente dolido porque ha puesto mucho “amol” en sus entradas y piensa:

“Maldita bastardo, entraré en la ponzocueva y urdiré el mejor plan para acabar con tu reputación en la red”

Y se pone manos a la obra. De repente, en su cabeza aparece el Homer Ponzonha bueno y le dice:

“Crí­tica su blog. Es lo que él te ha hecho, así­ que es justo que le pagues con la misma moneda”

¡Vaya! Qué razonable es el Ponzonha bueno. Por lo que así­ lo hace, entra en mi blog y lo pone a parir en los comentarios, aderezando estos con un poco de mala leche hacia mi persona. De repente, el Ponzonha malo entra en acción  ataviado de unas maracas y un disfraz de diablo que no deja nada a la imaginación y le dice:

Nenaza, no ataques así­. Lo que “ties” que hacer es ir a por él y publicar en tu blog una entrada donde, además de mofarte de él, aparezca una foto suya.”

Un poco cabroncete si que es el Ponzonha malo, pero bueno, todo quedarí­a en una anécdota con maracas si no fuese porque Ponzonha le hace caso y, ¡corcho! ¿Qué hace mi cara ahí­?

El Ponzonha bueno reaparece de la nada y, con media sonrisa, le dice que eso está feo y que, igual, se está pasando de la raya y excediendo el lí­mite de lo aceptable. Le comenta que lo que puede haber pasado es que, lejos de que lo que le ofiendiese fuese lo de los “pastores y las viejas”, el auténtico motivo de todo lo que se ha armado es, simplemente, que no ha sabido encajar una crí­tica hacia su blog.

Enrabietado, Ponzonha elimina el post de su blog pero, ¡oh!, el daño ya está hecho y el post quedará grabado en el lector de feeds de todos los que están suscritos a su blog.

¡Vaya!, quizás eso enturbie un poco su imagen pública consiguiendo que la gente piense que eso ha sido un acto ruí­n. Pero eso que más da. En fin, el sigue siendo relativamente anónimo porque, pese a que él publicase su foto en su dí­a, yo no lo he hecho y todas las visitas que he generado con mi post van hacia alguien “anónimo”.

Si, que bonito es todo en la blogosfera y… pido disculpas, de nuevo me dicen por el pinganillo que nada de bonito, que es un patio de escolares.

Pd: Espero que Ponzonha entienda el sentido de este post.

Visto en: Una buhardilla de Pucela

Migraciones

El abejaruco (Merops apiaster) volverá a abandonarnos en septiembre, tal y como hace todos los años. Pero este año, además, también otros animales deben migrar de sus actuales emplazamientos. Entre esos animales estoy yo (tabernerus ibericus).

Como sabéis, en su dí­a me acogí­ a la oferta gratuí­ta de 1and1 al igual que media OGTesfera. La oferta era por dos años y, casualmente, expirará en un mes y poco. Por eso, servidor está localizando diferentes servicios hosting en los que alogar este blog.

En cuanto al dominio, es posible que se quede en 1and1, ya que me ofrecen un precio asequible y muy similar al que me comentó en su dí­a uno de los componentes del insigne blog “Criando Cuervos” en Piensasolutions.

La cosa está en que, posiblemente, el hosting seleccionado sea freehostia.com por varios motivos:

  1. Que tiene un nombre divertido (Hostias gratis para todos)
  2. Que, por lo que llevo visto, no está tan mal y se adapta alo que La taberna requiere.

Es por eso que si este mes de agosto intentáis entrar en el blog y no funciona, por favor, no aprovechéis la coyuntura para eliminar la suscripción del blog, que a estas alturas del partido ya nos conocemos todos. No sé cuando migraré del todo, pero cuando eso ocurra os avisaré de ello.

Queda dicho.

Todo vale

El hombre que está a continuación es el ratero de poca-monta Armin Tanzarian. Si, lo sé. Soy consciente de que legalmente es Seymur Skinner, pero todos sabemos la verdad. Pero a lo que iba. En su retorno a Capital City, el Sr. Tanzarian se ve obligado a convertirse en “hombre anuncio” para un local donde unas señoritas (“las más bellas de Capital City” si no me falla la memoria) lucen sus cuerpos a cambio de un sueldo más o menos digno. Lo que viene siendo un bar de Streaptease, vaya.

Acabo de dejar la revista porno de Armin

Pensababa yo que eso era solo cosa de las más sórdidas empresas americanas o, en su defecto, de esos compradores de oro que paséan por la Puerta del Sol y la Plaza Mayor en la capital del Reino (para los de la ESO, es Madrid). Cuan equivocado estaba yo, amigos y amigas. Resulta que en uno de esos momentos de productividad mañanera que tengo en el trabajo se me ha ocurrido entrar en Tuenti y, por lo que sea, mirar los eventos automáticos que en esta web aparecen cuando me encuentro con lo siguiente:

Ahora con SEXDRIVE podrás disfrutarlo y ser su protagonista en Madrid, ven a Plaza de Cuzco el dí­a 28 de Julio a las 12 de la mañana y tres cachondas con unos cuerpos espectaculares, vestidas tan solo con un top de SEXDRIVE , shorts y botas Cowboy lavaran tu coche gratis al aire libre y en pleno centro de Madrid.

No hay truco, el dí­a 28 a partir de las 12 de la mañana y hasta algo más de la media tarde estas chicas, muy ligeras de ropa, lavaran todos los coches que vean, por delante, por detrás y muy muy a fondo…

Esto es la de publicitar una pelí­cula, si señor. Es como si dijesen “La pelí­cula es una puta mierda, amigos, pero salen tetas y culos”.

Nos quejamos de que el cine español no son más que lo que comento arriba (tetas y culos) y, sin embargo, la gente acudirá como borregos a ver como lavan los coches “al estilo americano”.

En fin…

23 de Abril

Como ya he dicho un par de veces en este blog, hoy es , además de otras tantas fiestas importantes, el dí­a de Castilla y León. En dicha Comunidad hoy es un dí­a festivo pero, desgraciadamente, mucha gente no sabe por qué. Y ahí­ es donde entra mi obligación de instruir a las masas.

Os dejo con la historia de Los Comuneros de la mano y la voz del desaparecido Juan Antonio Cebrián (posiblemente sea el mejor divulgador de la historia que hemos tenido en años).

[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/78f017075e717f19a9cae05ded68a68c.mp3[/mp3]

Ideas sueltas

Hemos creado un monstruo. Lo mejor de todo es que no nos hemos dado cuenta. Los medios, entre los que incluyo los blogs (y a mí­ mismo) engrandecemos o hundimos las cosas o personas que nos vienen en gana con algún motivo oscuro que, muy probablemente, desconocemos inicialmente.

Jesús Neira es, hoy por hoy, el mayor ejemplo. España, al parecer, necesitaba un icono que representase el comportamiento a tener ante un maltrato fí­sico (me gustarí­a pensar que también es aplicable el comportamiento si una mujer maltrata a un hombre) y lo ha encontrado en Neira. Como ya he dicho en otras ocasiones (y no solo yo), su comportamiento fue acertado y, sinceramente, valiente, pero el hecho de ser quien es hoy es gracias, sin lugar a dudas, a que los medios (nosotros) hemos hecho de el lo que, literalmente, hemos querido.

¿Por qué tenemos una memoria selectiva tan triste? No tengo respuesta. Bueno, si la tengo, pero entrarí­amos en teorí­as de la comunicación de las que hablaré en otros post. Lo que quiero decir es que nadie recuerda a los que lo hacen de forma anónima, aunque quizás sea porque no tuvieron la mala fortuna de caer de mala manera y quedarse en coma.

Puede haber quien me diga que los medios no tenemos un poder real sobre la opinión pública, sino un poder figurado. Es una verdad a medias ya que los medios tomamos de la sociedad lo que nos interesa para convertirlo en material aprovechable por la sociedad. Para muestra un ejemplo que me ronda desde hace tiempo. Posiblemente, hace años, algún amigo de Pascal Jongen, productor de “Al salir de clase” , escuchase por la calle una palabra que marcarí­a unos años de instituto de muchos. La palabra en cuestión es aquel “bueeeeeeenas” que Daniel Huarte espetaba en la cara de sus compañero de reparto cada vez que entraba en escena. De la sociedad y para la sociedad.Estábamos faltos de una forma de llamar la atención y con eso lo conseguimos (hasta llegar a ser cansinos).

Con Neira ha ocurrido lo mismo. Como digo, necesitábamos un icono y lo hemos conseguido. Pero ahora, queridos parroquianos y visitantes, os pregunto unas cosas. ¿Qué ocurrirá cuando Jesús Neira tome posesión del cargo que Esperanza Aguirre le ha ofrecido? ¿Y cuando salga en Espejo Público? ¿Qué ocurrirá cuando diga algo que no nos guste? ¿Lo lapidaremos socialmente? ¿Lo lanzaremos al baúl de los recuerdos y lo olvidaremos para siempre?

Creo que no estamos preparados para la respuesta por un motivo simple: nuestra dependencia de los medios y, por ende, su dependencia de nosotros.

En fin, ya paro, pero creo que esta expulsión de ideas sueltas a “cascoporro” debe mantenerse en el tiempo porque me sienta muy bien hacerlo.