Archivos de la categoría Cine y DVD

500 dí­as… en la vida de un hombre

[mp3]http://dl.dropbox.com/u/20453611/01-mychael_danna_and_rob_simonsen-a_story_of_boy_meets_girl.mp3[/mp3]

This is a story of boy meets girl.

The boy, Tom Hanson of Margate, New Jersey, grew up believing that he’d never truly be happy until the day he met “the one.” This belief stemmed from early exposure to sad British pop music and a total misreading of the movie ‘The Graduate’.

The girl, Summer Finn of Chennicok, Michigan, did not share this belief. Since the disintegration of her parents’ marriage, she’d only loved two things: the first was her long, dark hair. The second was how easily she could cut it off, and feel nothing.

Tom meets Summer on January eighth. He knows, almost immediately, she is who he’s been searching for.

This is a story of boy meets girl, but you should know upfront…

This is not a love story.

(500) Days of Summer

Y así­ es como comienza esta historia. Una historia en la que todos somos Tom y todas sois Summer. Y sí­, ya sé que me diréis que no es verdad, pero lo es tanto como que todos los dí­as amanece. Y estoy tan seguro de lo que digo, de que todos lo hemos sido alguna vez, que sé que hasta el propio Chuck Norris lo ha sido alguna vez. Pero ¿ser qué? Buena pregunta.

Ser idiotas. Bueno, no es literalmente ser idiotas. Me explicaré, porque habrá quien me tache de resentido y no es eso, honestamente. Es el hecho de haberme dado cuenta (cosa que ya habí­a hecho antes, pero no ha hecho sino confirmármelo) de que nosotros somos mucho más inseguros en las relaciones de ‘pareja’. Nos acercamos con muchí­simo cuidado a las mujeres, con miedo a que nos rompan. Sí­, de verdad que es así­. Todos lo hemos hecho alguna vez.

Sin embargo, hay veces que obtenemos una palabra amable. Algo que nos da pie para iniciar nuestro ‘ataque’. Y lo hacemos. ¡Y nos funciona! ¡¡Y vosotras estáis contentas y felices en una relación con nosotros!! O eso creemos. Pero hay detalles que hacen que nosotros seamos idiotas. Una inmensa mayorí­a de los hombres se lanza a la conquista (valga la expresión) con intenciones de una relación continuada. No, no estoy hablando del mero conejeo, no. Hablo de cuando nosotros creemos saber quén es la mujer de nuestra vida. Pero, como dijo aquel, ‘la vida siguió’.

El caso es que pasa el tiempo y vemos como Summer, por alguna razón que no comprendemos, se distancia de nuestro amigo Tom. Realmente, nosotros vemos como Hanson intenta que no pase. Lo notamos y queremos que no ocurra, porque sabemos lo que vendrá después. Sí­, todos lo sabemos. Y ocurre. Y nos duele tanto como a él. Vemos como entra en un bucle de autodestrucción aní­mica. Nada le contenta ni le llena.

Nos ha pasado a todos alguna vez. Los amigos nos intentan echar un cable presentándonos a alguna amiga, pero no. Ni queremos ni somos capaces de continuar. Hasta que un dí­a, de la manera más tonta, parece que levantamos cabeza. Ese dí­a, amigas, volvéis a cruzaros en nuestra vida. Y os va bien. Estáis contentas. Tanto como nosotros hasta el preciso momento en el que os hemos vuelto a ver. Pero nos da igual, porque estáis justo delante de nosotros. Vosotras, que os fuisteis porque sí­, habéis vuelto de rebote. Y pensamos que hay algún motivo. Y nos hacéis creer que todo es normal. Y que nunca paso nada malo para vosotras, porque nos invitáis a dar una vuelta, a ir al cine o, incluso, a una fiesta en casa. Y entonces, la realidad y las expectativas se enfrentan de golpe en nuestras cabezas.

Expectations vs. Reality (500) Days Of Summer Movie Scene from catiski on Vimeo.

Y descubrimos que nos habéis olvidado. Nos marchamos destrozados. Y volvemos a esa espiral de dolor y autodestrucción. Al chándal. Al alcohol momentáneo. A la soledad forzada. A ser uno sólo. Volvemos a retomar la vida donde la habí­amos dejado antes de conoceros. Y no nos gusta esa sensación.

Pero ahí­ estamos de nuevo. Solos ante el peligro. Y salimos adelante. No somos los mismos, no. Ahora intentamos caminar con mayor seguridad. Nos hemos caí­do y nos hemos levantado con una arruga más en nuestra camisa. Con el orgullo reforzado y con ganas de seguir. Ahora estamos seguros de que nada nos hará fallar de nuevo. Nosotros tenemos el poder y las riendas de nuestras vidas. Ahora sabemos que no volveremos a ser vulnerables, que no volveremos a estar a vuestra merced…

Hasta que otra de vosotras aparece.

Sesión de cortos

Hace un tiempo que querí­a hacer esta entrada, pero por unas cosas o por otras lo iba dejando en el borrador. Dejar una entrada en el borrador desde hace meses es como si un médico (pongamos como ejemplo un Urólogo) no termina de hacer su labor.

– Bájese los pantalones, por favor. Quiero hacerle un tacto rectal.

[Suena una cremallera. En la sala, en la que sólo estáis tú, el médico y una foto de un niño gordo vestido de marinero entra en escena tu culo peludo. Sonido de guantes de látex. Si, ESE sónido]

– Pues… vamos a ver….

Y ahí­ se queda el médico con su dedo metido en tu culo. Pues lo mismo pasa con las entradas de los blogs que se quedan en el borrador durante meses. Pero bueno, ese no es el tema de este post.

Como decí­a, hace algo más de un mes me enteré que Ciro Altabás, a quien ya conoceréis en este blog por ser uno de mis directores favoritos, estaba intentando poner en marcha un proyecto para un largo titulado “Ego”. Como siempre, intenté comprobar cuanto de verdad tení­a esto y, como siempre que puedo, contacté con la fuente primigenia, que no era otro que el propio Ciro. Me contesto muy amablemente (como siempre que hemos hablado) que, efectivamente, una productora profesional (Pecado films) habí­a apostado por el proyecto pero que, como otros tropecientos proyectos, aún está en busca de fondos y dando los últimos retoques al guión. Luego, como véis, algo está en preproducción.

Y esto, además, me une con el tema que querí­a tratar en un principio y que mantení­a en la sala del médico con mi dedo en su culo: Cortometrajes.

Sabéis que me encantan. Pues bien, a continuación quiero compartir con vosotros una serie de ellos que me han llamado poderosamente la atención en los últimos tiempos. Alguno de ellos he estado buscándolo durante mucho, mucho tiempo y me produce una especial satisfacción el que podáis verlos conmigo.

– ¿Contigo? Pensaba que ya tení­amos bastante con leer todo lo anterior?

– Si, bueno, era un conmigo metafórico, claro. No voy a ir a tu casa con un cubo de palomitas a sentarme en tu sofá.

Sin más dilación, pido que el proyeccionista (figura que me encanta desde que vi Cinema Paradiso) que baje las luces y comience a mostrarnos los cortos:

  • En camas separadas” de Javier Rebollo, cuenta una historia que puede ocurrir en el vagón del último tren de Metro de un dí­a cualquiera entre dos desconocidos. Una gran historia desde mi punto de vista con una factura realmente buena.


  • El Circo de las Mariposas“, de Joshua Weigel, es un corto de sobresaliente, se mire por donde se mire. Su protagonista, Nick Vujicic, consigue que el espectador sienta suya la historia, disfrute con ella y llegue incluso a la lágrima por su triunfo. Es, realmente, de sobresaliente.

    Y bueno, no quiero alargarme mucho más. Eso si, antes de cerrar, quiero recomendaros que, si conseguí­s localizarlo completo (a mi me ha costado y, lamentablemente, no puedo publicarlo) veáis el corto “Lost“, de Alberto Dorado. No os contaré de que va, pues sólo dura 3’44”, pero es realmente bueno.
    Actualización de última hora:
    El director, Alberto Dorado, ha tenido el detalle de pasar por esta taberna y facilitarnos el acceso al trailer del corto, así­ que os lo dejo aquí­ para que lo disfrutéis.

    Lost (Perdido) Trailer from Alberto Dorado on Vimeo.

    Y esto es todo por ahora. Espero que, al igual que yo, los disfrutéis.

Sálvame!

No, no me he vuelto loco. No voy a hablar del programa que emite Tele5.

En esta casa, que es la vuestra también, siempre he querido compartir con todos una afición que tengo y de la que, además, estoy muy orgulloso: los cortometrajes. Por supuesto no hablo de aquellos en los que aparezco, pues mi actuación hace que una buena historia se vaya al traste pese al empeño del director. Me refiero a los cortos de verdad, los interesantes.

Como habréis visto los que lleváis más tiempo por aquí­, suelo poner cortometrajes de todo tipo, viajando desde los cortos experimentales de Panda de Tolos hasta los grandes cortometrajes de Ciro Altabás.

Pues bien, en una de mis búsquedas he encontrado una pequeña obra maestra. El corto que os presento hoy se titula “Sálvame!” y está escrito, representado y dirigido por Javier Veiga, que sin duda recordaréis como el mejor presentador de “El Club de la Comedia”.

En el corto nos encontramos con Manuel, un guionista de éxito que recibe la visita de una mujer muy especial. Ella está enamorada de él pese a no haberse visto nunca y él sólo quiere que ella se marche de su piso tal y como ha llegado.

Tras este breve resumen de su argumento, os dejo con el cortometraje. Espero que lo disfrutéis.

CORTO: SALVAME (dirigido por Javier Veiga) from Juanma Liceras on Vimeo.

Remover el pasado

Una cosa que no comprendo es la necesidad de “reiniciar” los recuedos de la gente, televisiva y fí­limicamente hablando. Bueno, está más que claro que es por un tema meramente económico pero, ¿realmente merece la pena? Sinceramente, creo que no. Y además, a las pruebas me remito:

The Hoff, el llanero solitario de los ’80 y KITT
El chico nuevo y su coche, que no es el KITT de siempre

En el caso de “El coche fantástico” nos encontramos ante una serie que ha pasado a los anales de la historia, bien por ser tan cutre como entretenida. Además, hay que añadir que el carisma que David “The Hoff” Hasselhoff imprimí­a en Michael Knight era innegable. Sin embargo, y tras unas cuantas fallidas pelí­culas, llegó el correspondiente remake en el que nos presentan a un supuesto hijo de Knight que no tiene ni la misma presencia que su padre, ni al mismo coche. Y no me refiero solo a que sustituyeran al precioso Pontiac TransAm por el Mustang que vemos en la foto, no. Hablod e que también cambiaron la voz original, con lo que no es lo mismo (no hablaré del encanto que Carlos Revilla le daba al KITT ochentero).

Y esto es sólo el principio.

No digo que no merezcan la pena los reboots, ya que con Battlestar Galactica nos hemos llevado una alegrí­a. Sin embargo, muchas son las nuevas versiones que nos están dejando un poco ojipláticos.

Una de esas series es “V“. A la espera de nuevos episodios nos encontramos con una serie un poco sosa. No así­ como la original, que deba cosilla desde el principio.

Por otra parte, en cine ya nos la han colado unas cuantas veces. Ahí­ está la pelí­cula de Corrupción en Miami, que no se parece en nada a la serie, o Starsky y Hutch entre otras. No hay que olvidar al nuevo Equipo A, claro:

Me encantan que los planes salgan bien
Démosles un voto de confianza… por ahora

Pero bueno. Todo este ataque de nostalgia reivindicativa es porque, según leo en IMDB, está previsto llevar al cine a los Fraggle, cosa que me parece realmente compleja. Pero no acaba aquí­, que va. El hijo de Jim Henson quiere devolvernos al mundo del Cristal Oscuro.

Es por esto que no me gusta que hagan tanto remake y tantos reinicios de cosas que funcionaron en su dí­a por el hecho de sacar dinero a costa de los niños ochenteros. Aunque confí­o en que Henson mantenga ambas franquicias en un buen lugar, los resultados suelen ser mediocres en estos casos y el espectador es quien sale perdiendo en esta situación.

Malditos bastardos

No contaré nada sobre ella porque Internet tiene más información de las que yo os podria dar. Sólo diré que merece la pena verla en el cine. Son 5 actos a cada cual mejor y, por supuesto, con una escena final de lo mejorcito. Corred a verla, insensatos.

(Cuando dije un poco, querí­a decir muy poco)

Todo vale

El hombre que está a continuación es el ratero de poca-monta Armin Tanzarian. Si, lo sé. Soy consciente de que legalmente es Seymur Skinner, pero todos sabemos la verdad. Pero a lo que iba. En su retorno a Capital City, el Sr. Tanzarian se ve obligado a convertirse en “hombre anuncio” para un local donde unas señoritas (“las más bellas de Capital City” si no me falla la memoria) lucen sus cuerpos a cambio de un sueldo más o menos digno. Lo que viene siendo un bar de Streaptease, vaya.

Acabo de dejar la revista porno de Armin

Pensababa yo que eso era solo cosa de las más sórdidas empresas americanas o, en su defecto, de esos compradores de oro que paséan por la Puerta del Sol y la Plaza Mayor en la capital del Reino (para los de la ESO, es Madrid). Cuan equivocado estaba yo, amigos y amigas. Resulta que en uno de esos momentos de productividad mañanera que tengo en el trabajo se me ha ocurrido entrar en Tuenti y, por lo que sea, mirar los eventos automáticos que en esta web aparecen cuando me encuentro con lo siguiente:

Ahora con SEXDRIVE podrás disfrutarlo y ser su protagonista en Madrid, ven a Plaza de Cuzco el dí­a 28 de Julio a las 12 de la mañana y tres cachondas con unos cuerpos espectaculares, vestidas tan solo con un top de SEXDRIVE , shorts y botas Cowboy lavaran tu coche gratis al aire libre y en pleno centro de Madrid.

No hay truco, el dí­a 28 a partir de las 12 de la mañana y hasta algo más de la media tarde estas chicas, muy ligeras de ropa, lavaran todos los coches que vean, por delante, por detrás y muy muy a fondo…

Esto es la de publicitar una pelí­cula, si señor. Es como si dijesen “La pelí­cula es una puta mierda, amigos, pero salen tetas y culos”.

Nos quejamos de que el cine español no son más que lo que comento arriba (tetas y culos) y, sin embargo, la gente acudirá como borregos a ver como lavan los coches “al estilo americano”.

En fin…

Talento

Iba a hacer un post donde dijese todas las virtudes que, para un servidor, tiene mi amigo David, pero he pensado que el ya sabe lo que opino de él. Además, con estas lí­neas vosotros ya os habréis hecho una idea de que está en mi pequeño podio de amigos.

Así­ que he pensado (y van dos veces, mañana agujetas) publicar aquí­ el que, objetivamente, es uno de los mejores cortos de Panda de Tolos que, además, es de reciente publicación. Si me lees desde algún lector de feeds, no seas perro y entra al blog directamente, que si no te lo perderás.

En fin, con todos vosotros “La vuelta a uno mismo en 80 segundos“.

Esto, amigos, es tener talento.

Elí­ Elí­

NOTA INFORMATIVA: Ya disponible y corregido.

Señoras, señores, Homo Sapiens Sapiens todos (o la mayorí­a). Tengo el orgullo y el honor de presentar la nueva obra de mi buen amigo David, de Panda de Tolos (Cine si tensiones ni pretensiones) llamado Elí­ Elí­ y que tuvo el privilegio de ver en un pase V.I.P hace unos dí­as.

Como servidor no sabrí­a hacer una sinopsis válida de su obra, el actor protagonista del corto nos hace un breve resumen que incentivará al lector al visionado de la obra:

Sí­, amigos. Esto es “Elí­ Elí­”, pero es más cosas. Es posiblemente el mejor corto de Panda de Tolos y, por ende, el mejor corto de David, a quien ya le dije en su dí­a que hay cortos suyos que no me gustan. Esto lo menciono para que no penséis que es colegueo (que un poco si) sino que es porque vale la pena (no como cuando publiqué por aquí­ mi pequeña aportación a sus cortos, que fue, además, una muestra de ego).

Y ahora, sin más dilación, os dejo con con el corto en tensión y, siempre que el ávido lector lo desee, podemos comenzar en los comentarios una tertulia acerca del video… Disfrútenlo.