Mi visión de Twitter

Twitter by ElTabernero

Twitter ha cambiado. Lo decí­a Gellar (Almudena Bernardos) en un magní­fico post titulado ‘¿Eres nuevo en Twitter? Lo siento’. Con permiso de su autora, leo el principio de su post:

Si has entrado en el mundo twitteril durante los últimos meses, lo siento mucho por ti. Antes todo esto era mucho más fácil, ¿sabes? Te creabas una cuenta Twitter y contabas lo que hací­as, y habí­a gente con mucha paciencia que te leí­a. Con el tiempo ibas evolucionando junto con Twitter (que cambió lo suyo), ibas aprendiendo, ibas mutando, encontrabas a gente interesante, gente interesante te encontraba a ti, y tras años, puedes mirar tu timeline y decir: ME GUSTA

Y es cierto que así­ era. De hecho, en algunos momentos sigue siendo así­.

El problema de twitter es uno muy, muy sencillo. El Ego. Hace años se decí­a que los blogs desataban el ego de las personas. En parte tení­an razón, porque podemos ver grandes egos en el blog de Varsavsky o Enrique Dans. De acuerdo en que pueden tenerlo subido por otras cosas, sin duda. Pero la posibilidad del feedback instantáneo los desató.
El caso es en twitter ha ocurrido eso mismo a mayor escala. Y con un dato curioso que no ocurrió con los blogs: famosos.

Sí­, twitter se ha llenado de famosos. Y eso no es necesariamente malo, claro. Me refiero a que también son personas y tal, con lo que tienen el mismo derecho que tú y que yo a tener una cuenta en esta red social. Y claro que pueden ser más o menos activos. Lo que ocurre es que quien hace la ley, hace la trampa., y quien es famoso tiene sus detractores.

Claro, en este caso volvemos a un tema del que ya se ha hablado en otras ocasiones, que es la valentí­a que nos da el anonimato. Y no me refiero al anonimato de ser Pepito Perez, no. Hablo de que, por ejemplo, puedes llamarte El Tabernero. Tras ese nombre estás tú, claro, pero eso sólo lo sabes tú. A partir de ahí­ puedes, por ejemplo, decirle a Amaia Motero que parece un pez martillo. Pero claro, por qué quedarte ahí­ cuando la careta te proteje. ¿Por qué no decirla que es una hija de puta porque no te sigue? Total, quién se va a enterar de quién carajo eres tú.

El anonimato… Y luego, claro, está el tema de que hay gente que sólo sigue a famosos. En el post de Gellar lo explica bien. De hecho, y al hilo del tema, el otro dí­a pudimos escuchar en Radio Nacional como Quequé, que entra dentro de la categorí­a de famosos, hizo un ‘Enredes’ muy curioso.

Hay que dejarnos de tontadas y dejar de seguir a los famosos (y a gente en general) por el mero hecho de seguirlos. Y si te cansan, como decí­a gellar, le das a unfollow y funcionando, que no van a llorar.
De todos modos, en el corte que hemos escuchado se planteaba de manera subyacente otro concepto del que querí­a hablar: twittstars.

Desde mi punto de vista, que una persona anónima supere la barrera de los 1000 seguidores me parece un logro. Y hablo de gente que no es spam, ojo. Gente que con sus twitts informa, saca media sonrisa o incluso una carcajada.

Ejemplos hay muchos. Desde BARBIJAPUTA, pasando por AlberZeal, Kurioso, etc. Gente que han llegado ahí­ por méritos propios, digamos.

Pero, como dije antes, quien hace la ley hace la trampa. Al igual que pasa con los famosos, hay un tipo de personas que, desde mi punto de vista, también le jode esta gente. Sí­, con comentarios como ‘Déjate de mirar tu favstar’ o ‘No sigáis a twittstars, que copian lo que leen por ahí­’ uno se da cuenta de que lo que realmente ocurre es que hay envidias en twitter. Tanta o más que en la vida, pues triunfar en twitter se traduce en superar los 500 seguidores, algo relativamente posible para cualquiera pero que no todos consiguen. Y hay gente que lucha para conseguirlo, criticando y forzando temas que cansan a la mayorí­a.

No sé, me da la sensación de que se ha perdido la gracia de twitter.

Cuando me hice la cuenta, lo hice para experimentar. ‘¿140 caracteres? No le veo la gracia yo a esto’, decí­a. 17000 tweets después (se dice pronto) aquí­ sigo. Y he conocido a gente interesante, sin duda. De hecho, siempre he dicho que a todo el que sigo es porque me parece interesante. Sigo a 66 personas en este momento y me parecen muchas.
Claro. Ahora twitter se ha popularizado como en su dí­a ocurrió con Facebook. El nivel de los usuarios a variado.

Decí­a un profesor que tuve en primero de carrera que los productos tienen una curva de uso cronológica.
Por un lado, los early adopters, es decir, aquellos que empiezan a usar el servicio aún cuando es una beta cerrada. El nivel de conocimientos de esta gente suele ser alto, por lo que queda como un servicio más técnico.

En segundo lugar, una masa de gente de un nivel tecnológico y cultural medio alto. Gente con interés en descubrir que le ofrece el producto y del que la empresa productora se sirve para mejorarlo. En ese grupo estarí­amos la mayorí­a de nosotros. Gente que empezó en twitter hace un tiempo (cronológicamente hace poco, pero en internet eso es un mundo) y que lo que realmente hací­a era disfrutar del servicio que le ofrecí­a esta empresa. Y, personalmente, puedo decir que me lo he pasado bomba en twitter.

Por último, podemos decir que estarí­a el resto de la gente. No lo digo en tono despectivo, quiero que se entienda bien el concepto:

¿recordáis cuando apareció el DVD? Al principo hubo un grupo de gente que compró los primeros reproductores por 200,000 pesetas. El segundo grupo esperó a que rondasen las 20.000 pesetas (diez mil arriba/ abajo) y el resto esperó a que estuviese a 30 euros el reproductor, que la tecnologí­a estuviese asentada y que no fuese tirar el dinero.

Lo mismo ha pasado con twitter.

Claro, ‘la invasión de hordas adolescentes’ ha evitado el salto a Facebook y abandonan tuenti para unirse a twitter. Y esto cierra el cí­rculo, claro. Muchachas que siguen a Belen Esteban en Twitter (y que la consideran un ejemplo),  fanáticas de Justin Bieber que no paran de crear trending topics llenos de faltas de ortografí­a (bueno, y de vocales), etc. es la nueva imagen de twitter.

Bueno, y palizas. Muchos palizas que se empeñan en que los veamos a todas horas y los erijamos como los nuevos twittstars.

En fin, sed selectivos. No sigáis al tuntún. Recordad que a twitter se va a pasarlo bien, sin pretensiones ni  nada similar.

Recordad que podemos ser chistosos y serios. Discutir y luego tan colegas. Twitter, amigos, no deja de ser esa barra de bar de antaño donde quedábamos todos a tomar una cerveza. No lo convirtamos en Kapital o Pachá, donde cuatro dice que hay que hacer y cómo. Dónde sólo hay que voceras y gente buscando lí­o.
En fin, gracias por haber llegado hasta aquí­. Espero que no te haya dado mucho la chapa. Y nada, me tomaré una Mahou a tu salud.

8 pensamientos sobre “Mi visión de Twitter”

  1. Darte mi mas sincera enhorabuena por el post, ya no solo por el fondo sino también por la forma, se ve que hay mucho curro ahí­.

  2. Lo primero: MECAGUENTODO! tení­a escrita una respuesta larguí­sima y se me ha borrado, seguro que os ha pasado alguna vez, me ha matado.

    En fin, comenzare otra vez. Hoy he vuelto al trabajo, y esperaba leer este post con mucho entusiasmo. No me ha defraudado en absoluto. Es más, no he escuchado el audio todaví­a, estoy deseando llegar a casa para hacerlo, pero no puedo resistirme a comentar con tan sólo leer el texto.

    Hay estamos en twitter, riéndonos, aprendiendo y más cosas malas. Relativamente nuevo en el mundillo, he de decir que twitter me ha sido muy útil, sobre todo cuando empecé, ya que justo estuve 3 meses en el extranjero y fue una buena herramienta para mantener contacto con gente conocida y afí­n. Como tampoco fue mi etapa más divertida, pues twitter también me ayudo a sacar alguna sonrisa.

    A caso Twitter no iba de tetas? Pues nos equivocamos, cuando sales un poco de los followers que tienes, de repente ves que hay otro tipo de gente, y en este caso llega hasta asustar, y no por las adolescentes que han llegado en masa con sus HT que son TT de JB en sus TL (mierda de abreviaturas), si no por lo que comentas del EGO.

    Me parto y me mondo con lo de “triunfar en twitter”, se me ocurren unas preguntas y daré (entre parentesis) mis respuestas propias. ¿Qué es triunfar en twitter? (muchos followers, favs, RTs…) ¿Para qué sirve triunfar en twitter? (Aumento de ego), ¿Es un triunfo del que se puede presumir? (no tengo respuesta para esto) ¿Algún dí­a nos darán un puesto de trabajo en base al número de followers y retweets? (espero que no que tengo pocos followers…)

    Ejemplos claros de que esto va de ego (y otras cosas) los veo habitualmente en cosas como estas:
    (1) Las biografí­as de la gente: Hay se puede ver el ego en estado puro, resulta que todo el mundo es CEO de no se que página web o de la empresa tal, y no se cual. No fui al diccionario, pero sí­ que tuve que buscar en google que era eso de CEO. Una nueva forma y muy bonita de darse aires. “OIGAN! VENGO DEL MUNDO REAL DONDE SOY ALGUIEN IMPORTANTE” así­que ha seguirle se ha dicho.

    (2) Eltabernero lo dice claro: envidia y twittstars. En cuanto pinchas en un perfil de un RT que ves, y luego pinchas en otro que responde a ese y así­ varias veces, acabas leyendo cosas que te sorprende. Resulta que hay gente que dice que FulanitoStar le ha plagiado uno de sus tweets super-graciosos. Esto me recuerda a una tonta discusión que tuve con un amigo cuando le hice una gracia tonta a más no poder, le dije: “Juan y Follame fueron a pescar, Juan se ahogo, quién quedo?” (Se trata de un chiste muy viejo pero cambiando “Pinchame” por “Follame”). Mi amigo se mosqueo, y me dijo que esa gracia se la habí­a inventado él hací­a ya unos años. Aquello me dio que pensar, ya que yo no se lo habí­a oí­do a nadie, se me habí­a ocurrido a mi solito. La conclusión que saqué, y creo que es lógica, es que es normal que a la gente se le ocurran las mismas gracias de manera independiente, y más cuanto más tonta y fácil sea. NO HAY PLAGIO (seguro que le hay en alguna ocasión, hay gente para todo). Es fácil que antes que decir tú una gracia ya la dijera otro antes. Remato este apartado con una impresión que tengo, que es que los que critican a los twittstars acaban siendo uno de ellos, o al menos lo intentan.

    (3) Hay algo más egocéntrico que hacer RT de un twitter-bot que dice que un tweet tuyo ha sido elegido como favorito por más de 5 (10, 50 o las que sean) personas? Esta gente suele ser la misma que dice: “No hagais RT manual que es muy cutre”. No quieren RT manual por una razón clara: Los RT manuales no cuentan para las estadí­sticas, ni para los fav-bots, ni para la página de favstar, etc. A mi me mola que me retweeteen, y sí­, el ego crece, y la moral, pero esto es normal si pensamos que hemos dicho algo que a alguien le ha gustado. Sin embargo, un RT manual conlleva el mismo efecto, te agrada el hecho que una persona comparta tu comentario con otras, y respetando tu autoria, lo mismo deberí­a dar RT automático que manual. Yo personalmente soy muy vago como para hacer RT manual. Como considero que 3 puntos es lo mejor, no incluyo un cuarto punto, pero si quiero mencionar a la gente que entra de cabeza en los hashtag que son trend topic, para que la gente les vea y les siga o les haga RT. Ale, ya están mencionados.

    Bueno, pues creo que me he extendido un poco para ser un comentario, pero tení­a que decirlo, además para una vez que puedo excederme de los 140… Es más, cuando oiga el audio es probable que vuelva a comentar (aunque no me quedarán ideas). Excelente texto Tabernero, y un tema muy bien seleccionado.

    Saludos

    PD: Mi primer comentario que se ha borrado sólo era muchí­simo mejor.

  3. Y yo me tomaré otra a la tuya, Sr. Tabernero. Ha estado muy bien esto del audio post y espero que se repita en próximas ocasiones.

    A mí­ lo que me deja un poco pensativo es el tema de triunfar en twitter. Es verdad que mucha gente considera que en twitter se triunfa cuando tienes una gran cantidad de followers y bueno, es una forma de verlo, pero yo lo veo de otra manera.

    ¿En la vida real quién triunfa, el que tiene mil conocidos con los que puede salir de fiesta, de bares, juergas varias, pero nada más o el que tiene un par de amigos incondicionales que te conocen y a los que conoces bien, que están ahí­ para lo que haga falta? Pues en twitter es igual. Yo hace más de dos años que tengo candado y año y pico que no acepto nuevos followers, con algunas pocas excepciones porque considero que mi cí­rculo ya está cerrado. Y es privado porque en mi concepto de relaciones personales está que son algo privado. Yo no me subo a un escenario con un micro para hablar con mis amigos. Hay gente que acepta followers sólo por aumentar ese numerito que aparece a la derecha de su página, pero ese número es tan vací­o como lleno el mí­o, mucho menos abultado.

    En fin, que triunfen unos u otros, ahí­ está la perspectiva y el “para qué vale twitter” de cada uno. Yo me quedo con el ME GUSSSTA de mi timeline y con lo de que a twitter se deberí­a ir ante todo a pasarlo bien. Los demás usos, que existen, desde luego no son para mí­.

  4. RconR: Si dices que el otro comentario era mejor, entonces es que era épico. Puedo decir que estoy de acuerdo al 100% con lo que dices. De hecho, como sabes, la conversación que tuvimos sobre esto hace ‘poco’ es la que me animó a hacer este post.
    Y me gustan las respuestas así­, fundamentadas 😉

    Picomike: Tu gestión de Twitter siempre me ha parecido la más equilibrada de todos los perfiles que he visto. Y sensata. Además, tienes razón en todo tu comentario. Es usted un crack.

  5. Mierda, sabí­a que se me habí­a olvidado algo que me parecí­a tan interesante como pedante (perdonadme, no quiero darme aires, pero para algo que sé de historia…).

    En cuanto al apartado 2 que comentaba antes y lo del plagio, sólo decir que si Newton y Leibniz fueron capaces de inventar y desarrollar todo el “cálculo infinitesimal” de manera independiente, imaginaros a cuanta gente se le habrá ocurrido el chistecito de “Nostrasladamus”.

    Eso es todo, si no lo decí­a reventaba.

    PD: Me ha encantado el audio

  6. Me ha encantado el post. Y sí, ya sé que hace años que lo escribiste, pro yo voy así por el mundo, como el que empieza a disfrutar del DVD cuando la gente ya va por el blu-ray. Y mira, tiene una ventaja, me rio y disfruto tanto del post como de los comentarios.

    Y es que con el twitter – que no acabo de escribirlo bien si no me fijo – me pasó igual, por el 2011 yo creo que no sabía ni que era y ahora, hace menos de un año, estaba enseñando a los abuelos qué era y cómo hacerlo servir de la manera más eficaz y placentera. Pero no debo haber estado muy convencida yo de sus beneficios porque al final de las clases sobre redes sociales todos acordaron olvidarse del twitter y hacer como si no lo hubieran conocido. Debe ser que para los abuelos, algunos con más de 80 años pero muy interesados por las tecnologías, eso del ego por las redes sociales se les repampinfla, y yo, sin lugar a dudas, estoy con ellos.

    Que manera más absurda de buscar notoriedad. Mi premisa desde hace algún tiempo es que no hagas nada en internet que te averguence delante de tus hijos, porque lo verán, no tengas dudas. Y más que lo que diga tu madre, ya deberíamos estar pensando en que queremos que vean nuestros hijos. Y me parece que si algunos se ponen a analizar lo que han llegado a escribir, o sus intentos por hacerse “famosillos” en las redes sociales contando followers, podrían ver lo patéticos que se ven a los ojos de sus futuros hijos. Sería un buen ejercicio para muchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *