Por el amor de Dios

Llevo toda la vida confundido. Sí­, amigos, así­ es. Posiblemente desde los diez u once años que empecé a plantearm de manera seria si creí­a o no en la existencia de Dios. Sí­, tras hacer la Comunión uno comienza a preguntarse si lo que ha hecho está bien o mal. Si Dios es bueno o malo. Incluso, como digo, empecé a pensar, excéntrico que era mi yo del pasado, en que la moral y los dogmas católicos estaban equivocados.

Hace ya diez dí­as que cumplí­ 24 años. He vivido trece pensando en que viví­a bien, de acuerdo a unos principios básicos de convivencia y basando mis creencias particulares en los hechos y los datos demostrables y demostrados.

¡Cuan errado estaba! Ejemplos puedo daros los que necesitéis para volver a los caminos del Señor, que llevan a Roma… o no.

El SIDA

El SIDA, como todo el mundo sabe, es una enfermedad que está matando a los pobres negritos sin civilizar de ífrica. Yo antes pensaba que era porque fornicaban sin preservativo y nadie les explicaba o facilitaba información acerca de dicha enfermedad. También pensaba que los condones eran la mejor solución, pues podrí­an seguir disfrutando del sexo de manera sana y normal.

¡Cuan errado estaba! Esos pobres africanos no saben que mi pensamiento, como el de muchos, era erróneo. Lo que deben de hacer es practicar la abstinencia porque, sin duda, es el método más efectivo. ¿Y los condones? Por favor, que no los usen porque su efectividad está en entredicho. Pero mejor que yo os lo explican en este ví­deo:

¿Véis? Ya os lo decí­a yo. Pero no estaba equivocado sólo en esto.

Pedofilia

Cada vez que salí­a una noticia sobre un cura pedófilo, pensaba que era un ser repugnante. La problemática llegó cuando los medios, endiablados ellos, no paraban de destapar casos sobre pedofilia en las filas de la Iglesia. ‘Están enfermos’ pensaba. ‘Son unos hijos de puta’.

¡Cuan errado estaba! ¡La sociedad es la culpable! Los párrocos son buenos, sin duda. Además, ¡la Iglesia ha pedido disculpas! ¡¡El Papa ha llorado con las ví­ctimas!! Además, la mayorí­a de abusos se realizan en el ámbito familiar. Sí­ sé que no me creéis, pero ellos os lo explican mejor que yo:


Pero es que no termina aquí­. Era un error andante.

La Eutanasia

Hasta hoy, pensaba que la legalización de la Eutanasia era algo bueno. Que si el propio enfermo (y la familia) lo solicitaba era porque realmente lo necesitaba. Además, recuerdo que todo el proceso lo debí­a seguir un médico que determinase si realmente era o no buena idea, etc. Mi opinión, sin duda, estaba influenciada por una cultura asesina que permite, entre otras cosas, el aborto (de lo que os hablan en Criando Cuervos).

¡Cuan errado estaba! El sufrimiento se puede eliminar con cuidados paliativos, sin duda. Además, muchas personas han pasado a ser héroes históricos por aguantar su sufrimiento. La Iglesia tiene cientos de ejemplos.

En fin, estaba ciego y ahora veo. Y menos mal, porque estaba condenado a las llamas del infierno…

Este post, escrito en plan chorra, deberí­a hacernos pensar y recapacitar sobre la Iglesia Católica y los jóvenes. Y lo digo en serio. Porque muchos de ellos realmente piensan lo que yo he escrito. Y no está mal que así­ sea, pues cada uno es libre de pensar como buenamente quiera. El problema viene cuando realmente se hacen cargo de la sociedad. Una visión sesgada de la realidad que, desde mi punto de vista, es muy peligroso.

No pido la eliminación de la fe católica, ni mucho menos. Pero sí­ pido a los que son católicos que intenten pensar por sí­ mismos. Que sean crí­ticos y realmente objetivos. Los datos sobre el SIDA están ahí­, la pedofilia es deleznable e injustificable y la eutanasia no es algo que se escoja a la ligera.

Son tres casos escogidos al azar, pero podéis ver las opiniones de una decena de jóvenes sobre unos cuantos temas en distintos ví­deos en el canal de Youtube de Catequesis Arguments. Personalmente, creo que el grado de ‘talibanismo ideológico‘ (y entiéndase el concepto) es alarmante.

 

 

15 pensamientos sobre “Por el amor de Dios”

  1. Rubén eres un blando. Que sufrieran en sus carnes tales cosas les harí­a yo (cambiando la pederastí­a por una sodomización brutal, que ellos ya son mayorcitos y los crios no tienen culpa de nada)

  2. Dios es uno y trino… y trinó cuando vio lo que se dice en su nombre. Pero aparte, a quién le sorprende, que va a decir la iglesia? Pues así­ como lo veo yo, esto no es más que un canal más en la TDT: ‘InterReligión’ (por poner algún nombre). La iglesia tiene su propia lí­nea editorial y que esperáis que diga? pues barrera pa’ casa.

    Tabernero, comentas lo siguiente: “No pido la eliminación de la fe católica, ni mucho menos. Pero sí­ pido a los que son católicos que intenten pensar por sí­ mismos. Que sean crí­ticos y realmente objetivos.”

    Esto no es achacable exclusivamente a los católicos, esto hay que pedí­rselo a todo el mundo y en diferentes cuestiones. Como ejemplo recordar al movimiento 15m que pedí­a a los votantes (al igual que tu a los católicos) un razonamiento del voto, y no un voto porque soy del Madrid o del Barsa.

    En fin, yo sólo querí­a reseñar que siempre me ha hecho gracia lo de Dios es uno y trino.

  3. RconR: Lo primero de todo es que a mí­ lo de ‘Uno y trino’ también me ha llamado siempre la atención.

    Y sí­, sé que no sólo se le deberí­a pedir a los católicos, pero en este momento (y en el caso que nos ocupa) limito la petición a ellos.

    ¿Que qué esperaba que dijeran? Buena pregunta. Puede que no lo que han dicho. Sobre todo porque conozco casos de católicos practicantes que realmente no piensan así­. Que tienen su fe particular y que no se creen (ni repiten) a pies juntillas lo que dicen desde Roma.

    Por supuesto, es un comportamiento (el del pensamiento crí­tico) que deberí­an inculcarnos a todos. Puedes ser católico, del Barí§a o amaestrar serpientes, pero pensar con la cabeza y no con lo pies.

    Tenemos pendiente extendernos con esto (si quieres) la próxima vez que te vea.

  4. Pues yo practico la abstinencia durante periodos muy largos. Pero es algo involuntario. Digamos que es casi obligado. Que cuando no soy abstinente es porque he visto al espí­ritu santo. Ya me entendeis.

  5. Todaví­a me falta por leer comentarios y ver algunos ví­deos más y estas cosas. Por ahora sólo me suena de vista una chica y estoy muy defraudada =(

    Y ni siquiera estoy segura porque… es el estilo, que las hace a todas tan confundibles e intercambiables… Pero vamos, que esto apestaba a Pamplona como ciudad de origen hasta antes de ver los ví­deos. Pero vamos, que me faltan ahí­ compañeros de clase que estarí­an encantados de dar esos argumentos.

    Genial elección de la música de fondo.

  6. Vale, ahora que os he leí­do… ¿en serio os esperabais otra cosa? Son los argumentos de siempre.

    Y, a parte, la gente no quiere pensar por si misma. Tienes que dedicarle tiempo informándote y aún así­, nunca dejas de estar libre de la influencia de las fuentes de las que te has informado. Y no olvidemos que tienes que buscar en ambas caras de la moneda. Así­ que es lógico que se repitan siempre los mismos argumentos y es un punto a favor de la Iglesia católica: te da la tarea hecha, te da toda la información y te lo pone fácil, en la puerta de casa. ¿Para qué quieres más?

    A la gente ni le gusta pensar por si misma, ni le gusta que le digan que no piensa por si misma.

  7. Yo es que siento debilidad por las pijas con pendientes de perla. El Ogro que llevo dentro me invita a corromperlas, a guarrearlas, a quitarles la tonterí­a a base de una estricta dieta vegetal (pepino y nabo, mayormente).
    Ale, ya he rebajado el nivel de los comentarios. Que tengan un buen dí­a.

  8. Bea: La última frase de tu segundo comentario es la mayor verdad universal que he leí­do en mucho tiempo.

    Ponzonha: De rebajar el nivel, nada de nada. 😀

  9. Mierda estaba a punto de cortarme las venas viendo este post, jaja lo haz logrado, no puedo creer que estos sean los argumentos para creer en Dios!

    Pero.. los videos realmente son de verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *