Dí­a de la mujer trabajadora

Antes de comenzar, no puedo sino recomendar la lectura de este post del Dr. Mapache.

Hoy es 8 de marzo. Tal dí­a como hoy Alfonso XIII autorizó en 1910 que las mujeres pudiesen cursar estudios superiores. Einstein fue nombrado ‘Honoris Causa’ en Madrid en 1927 y diez años mas tarde comenzó la Batalla de Guadalajara en España.

Hoy, 8 de marzo, se conmemora también el ‘Dí­a de la mujer trabajadora‘ y el ‘Dí­a Internacional de la mujer‘. Un dí­a que viene de lo siguiente:

La conmemoración del 8 de marzo hace referencia a los hechos que sucedieron en esa fecha del año 1908, cuando murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de en un incendio provocado por las bombas incendiarí­as que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecí­an.

Dr. Mapache

Es curioso ver como aquella lucha estaba ligada a la lucha por los derechos de los trabajadores. Las mujeres que murieron querí­an unas condiciones dignas como trabajadoras.

A dí­a de hoy, lo que se busca (y me centro en el ministerio de Igualdad) es el reconocimiento de la mujer como mujer en la empresa. Entiendo, por tanto, que lo que este ministerio debiera reivindicar es que ellas tuviesen las mismas condiciones laborales que ellos en todos los estratos de la sociedad. Sin embargo, desde mi punto de vista, eso es algo que no deberí­a hacer un ministerio, sino los sidicatos. Pero pongámonos quisquillosos y permitamos que sea un ministerio quien se encarge de tan farragosa tarea. No sé. Imaginemos un ministerio que se encargase de temas laborales. Un ministerio que, qué te digo yo, estuviese en contacto con las empresas y los sidicatos. ¡Lo tengo! ¡Montemos un nuevo ministerio que se llame “Ministerio de trabajo”!. ¿Cómo? ¡Ah!… Disculpad, pero me dicen por el pinganillo que ya existe ese ministerio.

Bueno, pues aprovechemos la fecha que es para entrevistar a la Señora ministra de Igualdad:

¿Es necesario un ministerio de Igualdad o con una secretarí­a de Estado serí­a suficiente?
Es una cuestión de visibilidad y de poder elevar las polí­ticas al primer nivel.

Diga usted que si. Es un tema este que, o tiene un ministerio o nadie le hace ni caso. Es más, en el resto del mundo a nadie le importa ni nadie lucha por este tema porque, como sabemos, no hay muchos ministerios como el suyo.

¿No es paternalista y un poco machista poner cuota de mujeres?
No. Al mérito lo que es del mérito, y al sexo lo que es del sexo. Representamos el 60% de las personas que se licencian en este paí­s, con mejores expedientes académicos que los hombres y sin embargo eso no tiene un traslado al mercado laboral ni desde luego a nuestra promoción dentro del mismo. Yo quiero que se valore el mérito y la capacidad, y una manera de medirlo es el expediente académico. Así­ que deberí­amos tener el 60% de los espacios de responsabilidad.

Diga usted que si. Porque es un dato bien sabido que ese 60% que menciona del total de los titulados son mujeres que, por descontado, tienen mayor capacidad que los hombres. ¡Sin lugar a dudas! Y lo más lógico del mundo es imponer a la sociedad que ese 60% acabe obteniendo un puesto de trabajo. Pero… espere un momento. ¿Qué ocurre con ese 40% sobrante? ¿Son zotes? ¿O acaso solo son incapaces? Bueno, son hombres que, desde luego, han concluido sus estudios universitarios pero ninguno es mejor que las anteriores mujeres nombradas y, por supuesto, no merecen los puestos que desempeñan. Por cierto, ¿y qué ocurre con las mujeres que no han estudiado? ¿Ellas no tienen derechos? ¿Sólo hay que defender que las mujeres ocupen cargos en cúpulas directivas? Vaya, veo que ese es un tema espinoso y que no hay que tratarlo en las entrevistas.

¿Este paí­s irí­a mejor si hubiera más mujeres mandando? ¿Es una cuestión de sexo?
El mundo irí­a mejor. Las mujeres no hemos sido parte del problema, porque no hemos estado en las mesas donde se han tomado las decisiones que nos han llevado hasta aquí­. Pero ahora más que nunca somos parte de la solución. Tienen que contar con nosotras. Por razones de justicia, pero también por razones económicas, de rentabilidad, de eficiencia… Las mujeres no queremos elegir entre ser madres o desarrollar nuestra profesión.

Claro. El mundo es una mierda porque ha sido regido por hombres. ¡Faltarí­a más! Ellos, que sólo piensan de manera fálica han arruinado la historia. Todos las catástrofes históricas no habrí­an sucedido. Y, por supuesto, una mujer en el gobierno hace que este sea más rentable. No acabo de comprender este concepto, pero si usted lo dice, lo creeré “a pies juntillas”.

En fin, una entrevista realmente interesante y, por descontado, sin desperdicio alguno. Todo son pí­ldoras sin conservantes ni colorantes en la charla que ha mantenido con las redactoras de 20minutos.

Finalmente, quiero hacer mí­as las palabras que, muy acertadamente, ha utilizado el Doctor Mapache para concluir este post:

A todas vosotras felicidades por los logros conseguidos y aquí­ me tenéis para lo que fuera menester a la hora de conseguir los que quedan.

4 pensamientos sobre “Dí­a de la mujer trabajadora”

  1. Me hierve la sangre al leer tanto disparate junto. Si por mi fuera, mandarí­a ese Ministerio a freí­r espárragos y, en todo caso, crearí­a el auténtico de Igualdad. Tanta chominada, estereotipo y floripondio me rebela.

    Me gusta mucho cuando, en la entrevista completa, dice “acción positiva” por no usar “discriminación positiva”, que es lo que subyace en ese tipo de acción.

    Vale ya, un poquito de sentido común, por favor. Seamos igualitarios, pero de verdad, de la buena. No permitas que te invite a cenar. Paguemos a medias. Ahí­ sí­ que te va bien, ¿no? Pero claro, no lo llames machismo, llámalo caballerosidad, que esto sí­ que conviene. Cuánta hipocresí­a.

    Voy a parar, que me embalo. Gran post.

  2. El simple hecho de tener que crear un ministerio de igualdad, para crear desigualdad, que es lo que hacen en lineas generales, a mi parecer es lo que es sexista y, y….

    Buen post.
    Saludines,
    YoMisma

  3. Yo no quiero la igualdaaaad!!! Yo quiero que mi marí­o me haga la comida y que me de masajes en los pies y que me traiga las bolsas del super y que me arregle los enchufes y que me ponga al dí­a los papeles del banco y que me lleve en coche a todas partes… y que…

    auajauajaua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *