Miedos…

– Me da mucha cosa – dijo Joe

– Va, hombre. Que no pasa nada.- dijo David

– Si, claro. Eso es lo que se dice siempre. “Puedes hacerlo”, “no te va a doler”, “sólo da un poco de impresión”…

– ¡Que no te van a meter el dedo en el culo, joder!

– No, claro. ¡Faltarí­a más!

– ¿Qué quieres? ¿Qué lo haga yo antes?

– ¡Efectivamente, joder! ¡No creo que sea pedir mucho!

– ¡Vale!… ¡Me sentaré yo primero en el vater! … Total, no puede estar tan frio…

6 pensamientos sobre “Miedos…”

  1. Debe ser la grasa de las posaderas pero no tengo tanta preocupación por el frí­o de la taza. Aún así­, me he reí­do un rato.

  2. Que romantico seria: “Cariño, quieres que te caliente la taza del vater antes o despues de llevarte el desayuno a la cama?¿?”… si asi tampoco conseguimos follar, somos casos perdidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *