Cualquiera tiempo pasado…

volverá.

Y no lo digo sólo por aquello que decí­an en la nueva “Battlestar Galactica” sobre que todo lo que ha pasado volverá a pasar, que vá.

En los últimos tiempos han comenzado a recuperarse tradiciones que parecí­an extintas.

Yonkis, esos grandes desconocidos

Porque ellos nunca nos abandonaron. En época de bonanza económica pasaron de los chándals de acetato a los trajes y corbatas. De ser caballeros de más de 30 años a ser adolescentes de menos de 20. Los yonkis, sí­mbolo patrio since 1980 han vuelto a las calles armados con sus inacabables latas de medio litro de Mahou clásica o San Miguel.

No les ves pinchándose como antaño, eso es cierto. Sin embargo, aquellas siestas bajo el puente de Cercaní­as o esas jornadas laborales vendiendo paquetes de pañuelos marca ACME Dia a cinco duros (hoy 30 céntimos, que la cosa está muy mala) han vuelto del más allá de los recuerdos para asentarse de nuevo entre nosotros.

Borregos en la calle

Y no, no hablo de aquellos dí­as en que las ovejas pasaban por las calles de las ciudades una vez al año porque, lo creáis o no, la Mesta es lo que tiene, que vuelve cual turrón todos los años.

Me refiero a que, si hacéis memoria los que sois un poco más mayores que yo (y los de mi edad) recordaréis a aquellos compañeros de clase que dejaban de estudiar en sexto de EGB y pasaban a no hacer nada. Si, vale, algunos se apuntaban a la escuela taller de la ciudad, pero eso era igual que no hacer nada. Porque el que querí­a estudiar un oficio lo hací­a, cierto, pero eran pocos.

Me refiero a aquellos que poblaban las salas recreativas y que no les despegabas del “Pang” o del “Cadillacas & Dinosaurs” a no ser que les invitases a jugar al futbolí­n.

Pues, como supongo que habréis notado, esa sub-especie ha vuelto a la vida en forma de “shulos“. La diferencia es que entonces los padres les acababn haciendo ver que habí­a que hacer algo y ahora les mantienen…

Por supuesto, soy consciente de que me dejo muchas cosas, pero era por dar una pequeña pincelada al panorama actual que tenemos en nuestras ciudades y pueblos.

3 pensamientos sobre “Cualquiera tiempo pasado…”

  1. En la vida todo es cí­clico; ciclos económicos, ciclos polí­ticos, ciclos sociales… El regreso de estos especí­menes a las calles es un hecho, sí­ acaso en lo que respecta a los “shulos” son mucho más abundantes ahora (también en según qué zonas) y como bien dices, son financiados por los padres, que ya ni son padres ni na, sino meros cajeros automáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *