Servicios “gratuitos”

Me hace gracia la reacción que tiene la gente con lo que es “público”. Si, soy consciente de que lo he entrecomillado, pero todo tiene su motivo y es que absolutamente todo en esta vida tiene un dueño. Y lo digo con la seguridad de que es así­ y quedándome más ancho que largo.

Ya, pero ¿y la naturaleza? ¿el aire?

Si, también. La naturaleza es tanto tuya como mí­a. Y en cuanto al aire, bueno, aunque sea un bien intangible, lo podemos destrozar con gases tóxicos, con pedos (valga la redundancia) y demás, luego también es de todos (no sé si me sigues).

Pero bueno, que te preguntarás a que viene esta pequeña disertación sobre la propiedad de las cosas. Pues verás, todo viene porque todos los dí­as utilizamos un montón de servicios que, aunque pensamos que son gratuí­tos (ese es nuestro concepto de lo público) no lo son realmente. Sirva como ejemplo el mero hecho de encender el televisor y ver la emisora pública. Esa emisora es pública, efectivamente, pero alguien está pagando para que siga a flote. En el caso de la Radiotelevisión nacional lo estamos haciendo todos y cada uno de los españoles de uno u otro modo. Esto ya lo sabemos todos. Supongo que también es de perogrullo que las cadenas privadas son financiadas por alguien. En este caso no somos sus espectadores o, mejor dicho, no lo somos de forma directa. Estas cadenas son financiadas por los anunciantes.

¡Ah! Panda de cabrones. Por eso ponen hemorragias de anuncios durante la emisión de Mujeres, hombres y viceversa.

Pues mira, si. Las empresas son las que inyectan dinero en las cadenas que, a su vez, lo invierten en producciones de mayor o menor calidad.

En cuanto a los servicios que nos brinda Internet ocurre lo mismo. Google no tiene beneficios por que si. Los tienen porque millones de personas pagan un dinero para que su nombre o el de su empresa aparezcan bien posicionados o, directamente, en el adsense de muchas webs.

Facebook o su versión cañí­, Tuenti, tampoco viven de sus usuarios. Por eso me impacta mucho cada vez que leo algo como esto (verí­dico):

Fulanito: jajaja me meo con este evento jajaja TUENTI ANDA DEJAD DE HACER EL IMBí‰CIL, BORRAR ESTE EVENTO NO OS DAIS CUENTA QUE LA GENTE SUELTA SOLO PESTES DE DICHA PELíCULA, DEJAR A UN LADO VUESTROS INTERESES CAPITALISTAS Y HACER CASO AUNQUE SEA Sí“LO UNA VEZ A LOS USUARIOS QUE SOMOS REALMENTE LOS QUE OS DAMOS DE COMER Y NO LA MIERDA DE LA PUBLICDAD

Esto me lleva a las siguientes conclusiones:

  • A Fulanito no lo gustó Fuga de Cerebros (Un misterio… ejem… si.)
  • Fulanito no sabe que Tuenti es una empresa Privada (primera aparición de un concepto que se da por sentado en todo este post).
  • Fulanito no paga un duro y, sin embargo, está convencido de que Tuenti vive gracias a él (y los otros miles de usuarios que tampoc han puesto un duro)
  • En este paí­s nuestro, decir capitalista es sinónimo de decir hijo de puta (que hay que decirlo más), no siendo ese su único significado.
  • No debo de leer los comentarios que la gente deja en los eventos de Tuenti.

Para todo lo demás, Masters of the universe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *