Post Fiestas

En fin, amigos y amigas. Después del post que hice anoche, y del que quiero decir que, como dije, todo es pasajero y, por tanto, se pasa, quiero dejar por aquí­ unas cuantas pinceladas de lo que fueron las Fiestas de Aranda 2009.

Por lo pronto, decir que pertenezco a una Peña en Aranda, con lo que he tomado parte de muchos actos en estas Fiestas que se han ido. Las Peñas son, aunque no os lo creáis, la sangre de las Fiestas. No diré el alma, ya que eso es demasiado presuntuoso y, además, una mentira como un piano de cola.

Como decí­a, las Peñas son la sangre de las Fiestas. Todos los dí­as de toros (y uno de ofrenda floral a la Patrona) se unen en una espectacular Bajada de Peñas donde, a golpe de txaranga, se dirigen a sus respectivas sedes. Estas sedes, bodegas del siglo XV en su mayorí­a, albergan a peñistas y no peñistas durante horas e incluso dí­as. Allí­ se come y se bebe en compañí­a de los socios de las respectivas Peñas y, por supuesto, de los acompañantes que estos lleven.

Ni que decir tiene que las Fiestas no son sólo las Peñas. Las verbenas tienen también esa magia que impregna todo de fiesta. Poco hay que decir sobre las verbenas ya que, vista una, vistas todas. Sin embargo, en la Villa que alegra Castilla son, a mi parecer, mejores. Puede que no sea objetivo, pero que se le va a hacer.

El ambiente en Fiestas es espectacular. Ya no sólo si tienes amigos peñistas, que también, sino que todo el mundo, como comentaba anoche, está de “buen rollo” y eso se nota.

Por poner un ejemplo de la variedad de actos que hay en Aranda en estas fechas “tan señaladas”, diré que mientras algunas Peñas hacen su concierto correspondiende a base de Txaranga, en otros puntos del pueblo (digo pueblo, pero tiene más de 30.000 habitantes) se hacen conciertos de música Surf (así­ dice J “Patillas” que se llama esa música, así­ que si el lo dice, será verdad, que para algo es músico) o la ya nombrada verbena. Mención especial a la alternativa que se viene dando a los arandinos que no vamos a los toros por parte de una iniciativa privada. Esta opción consiste en los ya conocidos y afamados “6 vinos 6

No podemos olvidar las Dianas a la Reina y Damas de las Fiestas. Un acto sólo para valientes ya que hay que madrugar (o ir de empalmada como hace la mayorí­a) en la que se tocan dianas a la Plana Mayor de las Fiestas. Por supuesto, todos los dí­as que comprenden las fiestas hay dianas (sabiendo que el miércoles, jueves y viernes no hay actos de este tipo por ser “dí­a de escuela”).

De la Cucaña diré que, en vez de ser vertical como en otros lugares de España, en Aranda se optimizan recursos de tal modo que, aprovechando que el Duero pasa por la Villa, la Cucaña se instala de forma horizontal de modo que si el mozo o la moza se cae, se dará un buen chapuzón en las aguas de dicho rí­o.

Y bueno, antes de acabar quiero mencionar las Talanqueras. En este acto realizado altruí­sticamente por las Peñas se sirve comida y bebida en cantidades ingentes (por lo menos en nuestro caso) para que, de modo gratuí­to, la gente almuerce con nosotros un dí­a de esta semana Grande en la provincia de Burgos.

Así­ que nada, sólo me resta decir que gracias a las Peñas, a mis amigos y a los foráneos (y este año alguna foránea también, que vaya noche de sábado poniendo pegatinas en “salvada sea esa parte” del busto de las señoritas) las Fiestas han transcurrido en paz.

Y aunque un amigo de la Villa diga que la Virgen es un tarugo de madera (no le falta razón), la implicación para los no creyentes (como es mi caso) es igual que la de los creyentes, por lo tanto, diré que…

¡Viva la Virgen de las Viñas!

2 pensamientos sobre “Post Fiestas”

  1. ¡Viva la Virgen de las Viñassss!!!! jauajaujaua

    Qué bien te lo has pasao, y como te he ido envidiando todos los dí­as! Ya sabes que me tienes que invitar unas fiestas, ala, ya lo he dicho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *