Ya lo dijo Quevedo…

El ego es, en palabras de la insigne Frikipedia “una sensación que pasa desde creerte el puto amo del cotarro a sentir una cierta molestia intestinal. Suele ir acompañado de ascensiones de odio hacia los que provocan la pérdida de este”.

El ser creí­do, queridos amigos, o el intentar autofelarse verbalmente y de manera constante frente a un auditorio serí­a mi aportación a esa descripción.

En el mundo de la Comunicación (sobre todo televisiva) existen cientos de ejemplo que, sin duda, identificareis con lo que digo. Cada dí­a, vosotros os enfrentaréis a gente de este corte en vuestros trabajos o, sencillamente, en vuestras vidas. Gente cuyo ego ensombrecerí­a el monte Rushmore o el Kilimanjaro. Gente que os desprecia intelectualmente por el mero hecho de creerse superior a vosotros por el motivo que sea.

En mi caso es un profesor. Un profesor que cree saberlo todo y, a la hora de la verdad, no sabe nada. Cree saber locutar y no sabe vocalizar. Cree saber de montaje de video y no sabe utilizar ni el Movie Maker. Y, sin embargo, se encarga de pregonar sus tres carreras, su “amistad” con Matí­as Prats y, por supuesto, su relevancia en el panorama  audiovisual español. Su programa fue, de primeras, un mal plagio de “Tengo una pregunta para usted” pero guionizado hasta la náusea. Los alumnos sacaban adelante ese programa en una cadena de TDT que no diré y, posiblemente, eso sea lo único bueno que ha hecho por ellos. Un profesional del medio que se ha dedicado a criticar a esos invitados a los que ha lamido el culo en un más que falso directo y, desde luego, “ha bailado el agua” para que hablasen bien de él y su programa mientras que él los apuñalaba en sus clases..

Cualquier alumno que haya dado clase con él coincide conmigo en estas lí­neas. Eso, amigos, es realmente triste. Y no lo digo porque los alumnos seamos una pandilla de hijos de puta sin criterio que odiamos al profesor por el mero hecho de serlo, nada más lejos. Es de las pocas veces que el criterio colectivo está tan unificado por un mismo motivo. La incompetencia en las aulas, como bien se ha dicho en este blog y en los de mi blogroll, es algo que está a la orden del dí­a y, si esto es así­, es gracias a personajes como este que pueblan la Universidad a la que asisto.

El prestigio personal no es, en mi opinión, la mejor forma de medir a las personas. Y mucho menos lo es cuando ese prestigio te lo autoimpones tú. Quiero decir que la peor manera que hay de presentarse a una persona es intentar eclipsarle con tus conocimientos o logros personales. Lo que se debe hacer es, en primer luygar, ser una persona honesta y, desde luego, humilde. Y no veo humildad en ninguna de sus clases. Es más, no veo ni siquiera humildad en su trabajo.

La crí­tica gratuita nunca ha sido la finalidad de este blog. Por eso, no daré el nombre de este sujeto. Desde luego, puedo decir que da clase a los alumnos de segundo de Licenciatura y, el año que viene, a los de Grado de periodismo.

En fin, ya lo dijo Quevedo hace siglos:

í‰rase un hombre a una ego pegado,
érase una ego superlativa,
érase una ego sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
Era Ovidio Nasón más “egoado”.

í‰rase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce Tribus del ego era.

í‰rase un ególatra infinito,
muchí­simo ego, ego tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito.

9 pensamientos sobre “Ya lo dijo Quevedo…”

  1. Tiene que ser una putada aguantar todos los dí­as a un “autofelado”, máxime si este te da clase. Me ha encantado la frase “guionizado hasta la nausea”.

  2. En la universidad es de lo más común. Ese mindundi que ha publicado un libro por enchufe y te obliga a comprarlo para sus clases, que son un ejercicio de YOismo constante desde los 40 centí­metros extra que les proporciona la tarima. Y si es de esas aulas con micrófono, el espectáculo tipo showman está servido, con esos chistes de todo a 100, reí­dos con ansia pelotera por las primeras filas.

    Todo un espectáculo.

  3. Te felicito!!!!, ma gusta tu forma de escribir. Comparto la misma forma de pensar.Sigue asi. Le hablare a amis amigos de tu pagina.

    Exitos.

  4. Es primera vez que visito tu pagiana, me encanto. Tu forma de escribir es interesante y desarrollas muy bien los temas. Pronto regresare….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *