Ideas sueltas

Hemos creado un monstruo. Lo mejor de todo es que no nos hemos dado cuenta. Los medios, entre los que incluyo los blogs (y a mí­ mismo) engrandecemos o hundimos las cosas o personas que nos vienen en gana con algún motivo oscuro que, muy probablemente, desconocemos inicialmente.

Jesús Neira es, hoy por hoy, el mayor ejemplo. España, al parecer, necesitaba un icono que representase el comportamiento a tener ante un maltrato fí­sico (me gustarí­a pensar que también es aplicable el comportamiento si una mujer maltrata a un hombre) y lo ha encontrado en Neira. Como ya he dicho en otras ocasiones (y no solo yo), su comportamiento fue acertado y, sinceramente, valiente, pero el hecho de ser quien es hoy es gracias, sin lugar a dudas, a que los medios (nosotros) hemos hecho de el lo que, literalmente, hemos querido.

¿Por qué tenemos una memoria selectiva tan triste? No tengo respuesta. Bueno, si la tengo, pero entrarí­amos en teorí­as de la comunicación de las que hablaré en otros post. Lo que quiero decir es que nadie recuerda a los que lo hacen de forma anónima, aunque quizás sea porque no tuvieron la mala fortuna de caer de mala manera y quedarse en coma.

Puede haber quien me diga que los medios no tenemos un poder real sobre la opinión pública, sino un poder figurado. Es una verdad a medias ya que los medios tomamos de la sociedad lo que nos interesa para convertirlo en material aprovechable por la sociedad. Para muestra un ejemplo que me ronda desde hace tiempo. Posiblemente, hace años, algún amigo de Pascal Jongen, productor de “Al salir de clase” , escuchase por la calle una palabra que marcarí­a unos años de instituto de muchos. La palabra en cuestión es aquel “bueeeeeeenas” que Daniel Huarte espetaba en la cara de sus compañero de reparto cada vez que entraba en escena. De la sociedad y para la sociedad.Estábamos faltos de una forma de llamar la atención y con eso lo conseguimos (hasta llegar a ser cansinos).

Con Neira ha ocurrido lo mismo. Como digo, necesitábamos un icono y lo hemos conseguido. Pero ahora, queridos parroquianos y visitantes, os pregunto unas cosas. ¿Qué ocurrirá cuando Jesús Neira tome posesión del cargo que Esperanza Aguirre le ha ofrecido? ¿Y cuando salga en Espejo Público? ¿Qué ocurrirá cuando diga algo que no nos guste? ¿Lo lapidaremos socialmente? ¿Lo lanzaremos al baúl de los recuerdos y lo olvidaremos para siempre?

Creo que no estamos preparados para la respuesta por un motivo simple: nuestra dependencia de los medios y, por ende, su dependencia de nosotros.

En fin, ya paro, pero creo que esta expulsión de ideas sueltas a “cascoporro” debe mantenerse en el tiempo porque me sienta muy bien hacerlo.

5 pensamientos sobre “Ideas sueltas”

  1. El problema de Neira, a priori, es que se ha construido sobre él una fachada mediática alimentada por el interés de la sociedad, alimentado este a su vez por los medios en una espiral creciente que ha terminado ofreciendo una imagen magnificada, algo deformada y quizás excesiva.

    Claro, ahora tocarí­a ver si detrás de esa fachada hay algo real, valioso y tangible, o en cambio se trata de un decorado de pelí­cula más que se tumba a la mí­nima que sopla el viento.

    Hasta ahora han sido los medios los que han mantenido la imagen simbólica de Neira, pero está claro que ahora llega el momento de demostrar lo que hay detrás del icono.

    ¿Aguantará? Ni idea. Lo que está claro es que tanto los que lo han encumbrado como él mismo tendrán mucho que ver en esto.

  2. Esto que escribes es un acierto hacerlo ahora y no después cuando ya habrá pasado lo que tenga que pasar -aunque me lo puedo imaginar-.
    Empero, “sabemos lo que somos”.

  3. ¿Dani, te acuerdas de la actuación de un ecuatoriano que apareció por las mismas fechas?

    Esta persona ayudó a una mujer que estaba a punto de morir a manos de su marido.Este ecuatoriano fue elegido por algunos medios para presentarlo como un ejemplo de coraje e integración de los inmigrantes al actuar de esta forma.

    Pero después se descubrió que tení­a antecedentes por un delito de violencia de género. Y desapareció. Desapareció de los medios y todos nos olvidamos de él.

    Quizás este ejemplo te sirva para ilustrar lo que puede ocurrir si se descubre algo negativo de Neira. De la misma forma en que le han subido a los cielos los medios, le pueden hacer bajar a los infiernos.

  4. No se que puesto será ese que le han ofrecdo a Neira, pero viniendo de Aguirre no es mas que teatro, alguna estratagema ridicula, imagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *