Analfabetismo ilustrado

El analfabeto ilustrado no es el ignorante total, claro, sino el que ilustra su ignorancia genérica con unas cuantas nociones electrónicas, mediáticas o cientí­ficas. Hemos llegado al analfabetismo ilustrado con la misma facilidad histórica con que nuestros ancestros llegaron al despotismo ilustrado (de alguna manera es la misma cosa)

Francisco Umbral

Personalmente, creo que Umbral, pese a su más que conocida soberbia, tení­a razón en estas lí­neas publicadas por El Mundo un 9 de septiembre de 1997. O, por lo menos, en parte.

Estamos rodeados, creo, de gente que cree poseer la verdad absoluta pese a su completa ignorancia sobre el tema del que se está hablando. Bien sea polí­tica, economí­a, porno, etc. siempre hay alguien que tiene que llevar la razón si o si. Y es posible que sea por el afán de estos “ilustrados” de hacerse notar. La necesidad de que nosotros, el público, conozcamos de su existencia es, muy posiblemente, el sentido de su vida. Y no lo digo simple y llanamente porque esté levemente enfadado con algunos compañeros de la licenciatura de Derecho y Periodismo de la URJC, que también (mi relación con los estudiantes de esa carrera traspasa las fronteras fuenlabreñas). Lo digo porque la gente que es así­ me parece deleznable.

Un ejemplo claro es, por ejemplo, mi profesor de Introducción a los Medios Audiovisuales. No daré su nombre, pues Internet no es tan grande como pensamos y, desde luego, sé que si localiza este post mi nota se irá al traste (si es que no se ha ido ya). Mencionaré que es Académico en la ATV y que tuvo un programa en una cadena de TDT que duró más bien poco.

Pese a ir de guay, es de esas personas que imponen su criterio coartando la libertad creativa del que escribe y de sus compañeros. Su visión de las cosas es subjetiva pero, lo creáis o no, siempre nos habla de SU objetividad, de SU profesionalidad, de SU mano en la industria, etc., no dándose cuenta de que ni su carrera es tan fulgurante ni sus enseñanzas tan buenas (pero el tema de los nefastos profesores que pueblan algunas Universidades es para otro post) .

En fin, este es un ejemplo como cualquier otro, ya que seguro que todos conocéis casos como este. Todos, indiscutiblemente, conocemos un analfabeto ilustrado.

Desahogado pues, que pasen ustedes una buena jornada de jueves.

8 pensamientos sobre “Analfabetismo ilustrado”

  1. Tengo una lista amplia… y no la voy a reproducir aqui.

    Pero hay un caso, puntual, de esos que te sacan de quicio porque los tienes encima todo el santo dia. Que el analfabeto ilustrado sea TU PADRE.

    Esas cosas que te hace la vida oyes. Y que prueba tu paciencia y tu negativa al parricidio con comentarios como “cayate niño que tu no oyes la radio y no sabes lo que dices..”

    Y es que hay veces que uno lo unico que puede hacer es bajarse los pantalones, soltar un zurullo pestilente y marcharte sin decir nada mas. Porque hablar en dias asi no sirve nada mas que para gastar saliva.

  2. Pingback: BLOJER
  3. Muy buen post. Me doy cuenta que vuestro Analfebetismo Ilustrado a traspasado fronteras, igual como lo hizo en su época el Depotí­smo Ilistrado…
    Acá en chile conozco varios exponentes y pugnan dí­a a dí­a para crecer y ser una fuerza mundial.

    Hay que hacer algo…

  4. Muy buen post. Me doy cuenta que vuestro Analfebetismo Ilustrado a traspasado fronteras, igual como lo hizo en su época el Depotí­smo Iluistrado…
    Acá en chile conozco varios exponentes y pugnan dí­a a dí­a para crecer y ser una fuerza mundial.

    Hay que hacer algo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *