Me apunto


Siempre he querido formar parte de algo grande. Algo en el que estuviesen miles de personas. Qué digo miles… ¡cientos de miles! ¡millones!.

La verdad es que no me lo habí­a planteado nunca, pero en vista de los acontecimientos creo que es una buena opción la de apuntarme porque, la verdad sea dicha, así­ aprenderé más cosas de las que nunca pude ni podré pensar. Cosas como, por ejemplo, la forma de extraer un ser humano de, digamos, una costilla. Cosas como, qué te digo yo, la caridad o la colaboración para con los semejantes o, incluso, a saber que dar es mejor que recibir.

Esta asociación me ofrece, además, clases de historia antigua cuasi gratuitas una vez por semana y, lo que es mejor, puedo repetir siempre que quiera porque el recinto donde las imparten tiene diferentes horarios que se amoldan a uno.

Nadie te dice que es lo que tienes que pensar, pero hay un señor que sugiere unas cosas muy interesantes. El único problema es que es, ¿cómo decirlo? un poco conflictivo. Es como un tertuliano de televisión porque siempre que sale “arma el belén” y aparece en todos los medios. Polémico, si, pero contundente. Y eso hace la gente lo aprecie como si fuese un enviado de alguien superior.

Esta asociación cultural fomenta los buenos hábitos. Nos enseña que no tenemos que tocarnos, pues no podemos quedar ciegos y, por supuesto, obtener una magní­fica mata de pelo en las palmas de las manos. Nos ayuda en las relaciones con nuestra novia porque, para ser alguien de provecho, no hay que sacar “el canario” antes de contraer matrimonio ya que, como todos sabemos, las cosas sin estrenar son mejores. Nos explican que “los chicos con las chicas deben estar” y que un amigo puede ser, como mucho, un buen amigo o, en su defecto, casi un hermano. Lo contrario serí­a un poco raro. No diré antinatural, pero extraño igual si. Además, como sabemos, este tipo de comportamiento no nos ayuda a perpetuar la especie que, por otra parte, es lo que debemos hacer por nuestro bien.

Este señor que comentaba antes dota a la asociación de una imagen cosmopolita ya que, aunque no lo creáis, se pasa el dí­a viajando por los 5 continentes y, lo que es mejor, es recibido como si fuese una rock&roll Star. Y eso que está en edad de ser uno de esos vecinos de edad avanzada que pueblan las costas mediterráneas españolas.

Me gusta también que, al igual que las oficinas de las cajas de ahorros, tienes siempre a tu disposición a un comercial que elimina tus dudas de forma tan elocuente que te sientes un poco tonto porque, claro, son cosas tan obvias.

Cosas como el SIDA, además, están vigiladas por esta asociación. Su uso es malo. Si, amigos, así­ es. El regalar preservativos a la gente hace que se expanda más rápido. La solución propuesta es ” una humanización de la sexualidad, una renovación humana y espiritual que traiga una nueva forma de comportamiento entre la gente, yademás, una amistad sincera, especialmente hacia aquellos que están sufriendo, la voluntad de hacer sacrificios personales”. Porque el problema viene de que no tenemos un  “comportamiento correcto en lo que se refiere al propio cuerpo”.

¿No os he convencido aún? ¡Corcho! En fin, yo me apunto a cierraojos. Y vosotros… haced lo que vuestra conciencia os dicte.

2 pensamientos sobre “Me apunto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *