Aní­mate

Total, si no estás tan mal. Quiero decir, siempre hay alguien que está peor. No puedes decir que no tiene solución porque sabes que solo hay una cosa que no tiene solución y esa cosa no es, precisamente, el sudoku difí­cil del ADN.

Me gustarí­a decirte que mañana lo habrás olvidado, creeme, pero no es cierto. No me gusta decir cosas como “Bah, seguro que mañana ya no te duele” porque es mentirte y, lo peor de todo, es que sabes que te miento.

Piensa que siempre puedes darte a la violencia fí­sica. Me explico, que te lo tomas todo a pecho. Puedes apuntarte a un gimnasio o algo así­ y pasarte la mañana o la tarde dándole al saco. No se te quitará el dolor, pero te sentirás un poco más libre después de liberar tus miserias contra el dichoso bolsón.

Dice la canción que hay “más de cien mentiras que valen la pena“. Por ahora, no llevarás más de 15, así­ que aún te queda muchas que descubrir.

Y que se joda al que le molestes. Si la gente te dice que te animes mándales a tomar viento. Lo harás cuando quieras hacerlo y porque quieras hacerlo, no porque ellos te lo digan. Si, amí­ también me lo puedes decir.

Recuerda lo que te acabo de decir.

A veces es bueno que uno mismo se diga estas cosas. No creáis que me pasa nada, porque no es así­. Lo escribo porque siempre que paseo por la blogosfera me encuentro que alguien de mi blogroll está con el ánimo por los suelos. No se si sabrá quien es, pero supongo que si. Sea como fuere, también dejo estas palabras para todos los que leáis este post, ya seáis parroquianos o visitantes anónimos de Google en busca de porno (o whatever)

BSO del post:

[mp3]http://www.goear.com/files/sst3/dd1f9ffb4057f390b6e54b44a0e0cb52.mp3[/mp3]

Más de cien mentiras – Joaquí­n Sabina

13 pensamientos sobre “Aní­mate”

  1. Bueno, es que todos sabemos que hay gente que está peor pero eso no quita que nosotros nos encontremos mal en ese momento.

    A veces hay que bajar para salir a flote de nuevo con impulso. Lo importante es subir…

  2. Sabias palabras… si las acompañas de botellines, ya sacan del hoyo a cualquiera…

    (tal vez los botellines sin palabras tambien… no por menospreciar las palabras, sino por los botellines…:P)

  3. Sabes… el caso es que yo tengo una opinión muy particular sobre como afrontar los problemas, y ademas con el tiempo cada uno desarrolla su propio sistema para superarlos, no a todos nos viene mejor lo mismo.
    Para mi la autocompasión no es buena en ningún sentido, sin embargo no suelo tener prisa en recuperarme de una “caida”, al revés, intento exprimir ese sentimiento y esa pena hasta sacar de ahi toda la belleza posible, y luego ya poso la vista en cualquier otro lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *