Repartidor de condones

¡Oh, yeah!

Si, así­ de simple y de sencillo. Como ya dije en el telegrama que dejé el miércoles, el jueves me dediqué a repartir condones/ preservativos/ profilácticos/ gomitas/ chubasqueros/ escudos entre la población que se acercase a recoger su ejemplar de prensa gratuita.

Lo creáis o no, en una estación como en la que yo trabajo, el público objetivo al que se dirigí­a la campaña era el menos abundante, pues en esta zona y a esas horas, solo las hordas de jubilados sin nada que hacer requieren el servicio de un atento repartidor de noticias.

Los jubilados, si, esos grandes olvidados por las campañas de publicidad que, sin darnos cuenta, son los más abundantes.

Es curioso ver las diferentes reacciones que tiene este sector a la hora de coger un condón de una caja.

¿Qué repartes?

¡Condones!

De acuerdo, no es una respuesta muy común a las 7 de la mañana. Sin embargo, menos común es la forma de reaccionar de estos amables ancianos.

Situación 1

– ¡Puaj! ¡Que asco! ¡Así­ nos va!

Situación 2

– Pues… me llevo dos o tres para… para probar.

Situación 3

– Mira, me llevo unos pocos para dárselos a mi hija/ nieta

Situación 4

– ¡Coño! ¡Gratis!

– Pero señor, que igual 12 son muchos…

– ¡Es igual, majo! ¡Si así­ acabas antes!

Si.

Pero claro, os estaréis preguntando que cómo reaccionaron los jóvenes y jóvenas. Es normal que tengáis dudas en ese campo. La cosa está más que clara: para llegar a ser un jubilado como estos mencionados anteriormente hay que pasar por la juventud.

No relataré todos los casos, pero si que diré, sin miedo a equivocarme, que un muchacho se llevó unos cuarenta preservativos. No soy quien para juzgar la vida sexual de nadie, pero igual cuarenta son muchos… o no, claro, porque igual yo soy el que está en sequí­a y más de media docena me parece exagerar.

En fin, que así­ transcurrió la mañana. Muchas risas, esa es la verdad, con todas y cada una de las reacciones de sorpresa de la gente.

Sólo una cosa más que, creo, no es difí­cil: decidle gracias al repartidor cuando cojáis un periódico a esas horas tan intempestivas porque, aunque no lo creáis, no se va antes porque le cojáis un periódico ya que tiene una hora de entrada y otra de salida (como todo el mundo) y un simple gracias le hace más llevaderos lo -2ºC.

14 pensamientos sobre “Repartidor de condones”

  1. Hombre, no irá a usar los 40 en un dí­a, si no tenemos ahí­ al hermano gemelo de superman xD

    Por cierto, yo serí­a un tipo al que odiarí­as mucho, ya que por la mañanas voy con una cara de mosqueo de la ostia y siempre miro mal al repartidor que me intenta ponerme el periódico de turno en la cara, no es nada personal, es que tantos periódicos y publicidad agobian jaja

  2. Hombre, hace un tiempo me habrí­a llevado esos cuarenta, aunque igual no tendrí­a tanto morro. Eso sí­, ahora me parecen una barbaridad. Todo es tan relativo…

  3. Situación 3

    – Mira, me llevo unos pocos para dárselos a mi hija/ nieta

    Por los cojones para la nieta xD.

    Cuarenta condones… déjalo que le de alegrí¬a p’al cuerpo, aunque espero que fuesen condones “de marca”, porque como fuesen marca Family (mí¬tica empresa), mal va.

  4. Eran de marca. Durex Fantasy, para más señas. Y me da la sensación de que mi vida sexual necesita una actualización 2.0. Y debo ser el único por aquí­ que 6 le parece suficiente. Ya digo, la sequí­a me está haciendo pupa, pero espero que dentro de poco pueda rememorar los placeres de aquellos sudores del pasado.

  5. Muy grande, eso de repartir condones. A ver si se deciden a hacer más campañas. Igual te ponen a repartir anillos vibradores y demás, y acabas de experto en un Sex-shhop.

  6. Holaaaaaaaaaa!!!aqui en la uni…..no me guardaste ninguno????joooooooooooooo
    ya me quedan sí²lo dos semanitas pa volver…….yo siempre doy las gracias…..y sobre todo si el repartidor eres tí¹ 😉
    Ademí s,tardan mucho en caducar….asiq 40 no son tantos……
    Un beso mu gordo!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *