Retrocediendo

En esta época en la que la gente pierde el culo por tener entre sus vienes más preciados un iPhone, coches rápidos, trabajos decentes y demás zarandajas, siempre queda gente que, aún intentando evitarlo, tiene que volver a una época anterior para poder funcionar en el siglo XXI.

Uno de esos sujetos, queridos amigos, soy yo.

Y no es que haya desempolvado el CineXin, no. Lo que ocurre es que el cargador de mi maravilloso teléfono ha decidido dejar de funcionar sin previo aviso. Así­, sin un “ahí­ te pudras” o “nos veremos en el infierno”. Debido a que necesito el móvil a la hora de trabajar (si, es extraño que para repartir prensa me haga falta, pero así­ es) me he visto obligado a redescubrir viejas glorias de la telefoní­a móvil. En este caso hablo del Siemens C60.

Yeah!

Y he de reconocer que es el teléfono perfecto para mí­ porque:

  • Es para llamar y recibir llamadas
  • Puedes mandar y recibir SMS
  • No tiene “pichadas” que consuman baterí­a de forma exagerada
  • Funciona

Por lo tanto, solo queda pensar que, en ocasiones, algún tiempo pasado fue, si no mejor, más útil.

14 pensamientos sobre “Retrocediendo”

  1. Me alegro de que pienses eso, Alex 🙂
    Y en cuanto a lo de comprarme otro móvil… no diré un no rotundo, pero a no ser que me ofrezcan algo espectacular a un precio irrisorio, me parece que me quedo con el Siemens.

  2. Buah, y da gracias a que te cargador haya muerto de repente y sin darte explicaciones, por que te podrí­a haber pasado como a mi, que de repente se vuelva caprichoso y solo carge en un angulo en concreto y con determinada presión. Era todo un infierno poner el movil a cargar, pero hasta que algo no muere del todo una se resiste a renovarlo y los dias que me decidí­a ha ello mismeriosamente funcionaba bien ¬¬

  3. Hombre, ya que retrocedes, retrocede a algo mejor, como mi viejo Philips Fisio 311 (al que Dios tenga en su gloria) o a el Sony Erikson T100. Ambos con pantalla monocromo, ligeros y con baterí­as eternas. El que pones lo tuvo mi madre y siempre me pareció un truño.
    Dicho esto, yo estoy contento con que el mí­o tenga cámara, ¿Cómo si no voy a sacar material para el blog?

  4. Los de ahora tienen muchas pijadas y se estropean más rápidamente. Tienes toda la razón. Los móviles de antes iban mejor. Además, para que necesitamos cámara, mp3, radio… si lo tenemos todo por separado y mejor!!! Si puedes llamar, sobras. Un abrazo.

  5. Geko: ¡Ese es el espí­ritu!

    Seele: Eso es peor, si.

    Ponzonha: El T100 está por casa, pero es de Amena y no vale mi tarjeta, si no hubiese sido mi elección, creeme.

    Jordicine: Que razón llevas, Jordi. Un abrazo.

  6. De vez en cuando cojo mi sim y la meto en un tocho enorme llamado TSM30, me voy a tomar café con los amigos y de repente hago ZAS! en toda la mesa (con el móvil…). Llama más la atención que algunos último modelo 😉

  7. Jajajjajaja… Pero a esa conclusión, Taber… solemos llegar muchos!!! Ahora, mucha teclita y mucha pijotadita, y cuando se escoña a la mí­nima, lo que sigue funcionando, es lo supuestamente obsoleto 😉

  8. Bueno yo tengo uno mas actual, pero en definitiva sencillo como el solo, para llamar que te llamen y enviar mensajes, nada de chorradas de camaras juegos y demas y sobre todo muy pequeño que en defeinitiva era lo que mas me interesaba. Y eso que mataria por un iiphone aunque no supiese ni pa que usarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *