Vergí¼enza

Eso es lo que siento ahora mismo. Una vergí¼enza ajena que ha conseguido llegar a lí­mites insospechados. Y esta vergí¼enza viene por dos cosas:

– “La sentencia establece un delito respecto a cada ví­ctima, en lugar de un delito por cada uno de los abusos cometidos sobre cada ví­ctima”

Esto lo ha dicho el abogado de las ví­ctimas del hijo de puta de NannySex, el pederasta que violó en repetidas ocasiones a casi media docena de niños. Es inconcebible (al menos para mí­) que un juez haya hecho semejante barbaridad. Así­ sin más, unifica en vez de individualizar delitos. Es una vergí¼enza que un juez que, no lo olvidemos, está instruí­do para ser diligente en estos caso, meta la pata de esta forma. Pero claro, esto es solo una opinión.

Y, por otra parte, me parecen vergonzosos y vomitivos los Informativos de Telecinco. No me entra en la cabeza que dediquen la mayor parte de de su tiempo (utilizando el morbo como hilo conductor) a los sucesos. Violaciones, asesinatos, accidentes escabrosos; no hay lí­mite para ellos.

En fin, que ahora mismo estoy asqueado por ambas cosas.

9 pensamientos sobre “Vergí¼enza”

  1. no veas el de tele5, es tan facil como cambiar de canal, te recomiendo el de la primera. El de A3 también es un poco escandalizaviejas y desea-lujos

  2. Jorge: No suelo verlo, pero claro, cuando lo hago (como anoche) me pasa eso que cuento. El de la Primera me gusta, y el de antena3 es tal y como lo describes.
    Jordicine: Jordi, es normal.
    Ponzonha: Además es que dijo eso, que no habí­an opuesto resistencia. Es que es para colgarlos de los huevos…

  3. La justicia en España es un cachondeo, solo es buena para el que puede pagarla.
    Ves esto y flipas, luego un hombre roba una gallina para dar de comer a sus hijos y le meten dos años en la carcel.
    La verbena popular.

  4. Dirí­a que hasta los del Jueves le han dedicado una portada a la casquerí­a del informativo de T5 …

    Pero como apuntan por aquí­, la única solución serí­a que estos programas no tuvieran audiencia y no es ese el caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *