Involución

Esto es:

Involucionar.

1. intr. Dicho de un proceso biológico, polí­tico, cultural, económico, etc.: retroceder (€– volver atrás).

¿Y por qué digo esto? Pues porque estoy seguro de que un cierto porcentaje de la humanidad tiende a la involución sin “camino de regreso”.

Y ya no solo por andar pidiendo fuego cual yonki nada más salir del Metro, sino por su problema a la hora de reconocer imágenes y darlas un significado social.

Por ejemplo: si tú ves algo como esto:

Tras ver la imagen, eres capaz de asociar que no se puede fumar en el lugar donde dicha señal esté situada. Pues bien, estos sujetos que escapan a las teorí­as Darwinianas no lo comprenden. Es más, se ponen a tu lado para demostrar que el tabaco que ellos fuman es igual o peor que el que acaba de dejar ese hueco libre.

En mi trabajo, servidor consume al dí­a diferentes marcas y tipos de tabacos. Si, ciertamente yo no fumo, pero eso es igual, ya que al estar dentro de una zona de no fumadores como es una boca de Metro perfectamente bien señalizada, esto seres me identifican como ser inerte y se saltan la prohibición.

Y capí­tuilo aparte se merecen los:

  • Fumadores de Puros
  • Fumadores de Porros
  • Fumadores de Porros del tamaño del As de Bastos

¿Intolerante? Yo creo que si existe una señal de prohibición no es intolerancia, es fuerza lógica.

En fin, ahora es cuando los fumadores me dicen que si que es intolerancia y demás…

16 pensamientos sobre “Involución”

  1. Si alguien te llama intolerante no te preocupes, puedes contar conmigo en tu defensa. Sinceramente yo impondrí­a multas e incluso la cárcel para las personas que se pasan por los huevo (u ovarios) este tipo de cosas. Me jode sobremanera que tenga que me tenga que salir un cáncer de pulmón porque a una serie de individuos se les antoje, si ellos quieren morir allá ellos.
    Y lo dice una persona que tiene que aguantar todo el dí­a a dos persona fumando como dos chimeneas en una oficina de 2×2 con todas las ventanas cerradas. Si, se pasan la ley anti-tabaco por el forro, y si, uno de ellos es el jefe.

  2. Juananpol: Lo tuyo es casi peor que lo mí­o. Yo por lo menos estoy al aire libre.
    Lucí­a: En eso consiste, pero no todos lo saben.
    Jordicine: Eso es otra cosa que me irrita. Si estoy comiendo ¿porqué fuma la gente a mi alrededor?
    Noahturu: D’oh!

  3. Dí­melo a mí­ que llego todas las noches a casa oliendo a cenicero, la gente no respeta nada, pasa con el tabaco, conduciendo, tirando la basura…la única solución es que lo suban de precio, actualmente solo aprénden con el castigo del dinero, es así­ de triste…

  4. Sí­ a todo.
    Lo más triste es que los no fumadores, que somos lo más tolerante que hay, quedamos como intolerantes. Si alguien te dijera: ¿Perdona, te molesta que te inyecte esta pequeña dosis de arsénico? le dirí­as que no. Pues es lo mismo.

  5. Yo no aguanto el humo en sitios cerrados… y creo que por deferencia a los no fumadores, que no queremos contaminar nuestros pulmones con diversos humos poco saludables… los fumadores deberí­an solo poder fumar en plena calle al aire libre o en su casita…

    A mi me hace gracia, por ejemplo, que mi madre dejara de fumar durante nueve meses, cuando yo estaba en su vientre, y lleva 30 años haciéndome respirar a toda hora su Ducados…

    Pero lo de mi madre es caso aparte… dice que prefiere vivir dos años fumando, que 5 sin fumar… No le saco punta por mucho que lo intente…

  6. Tení­a pendiente una entrada sobre la Ley antitabaco, pero ya que sacas el tema, me expreso libremente en esta cálida taberna, ve sirviendo una jarra, por favor.
    A ver, creo que está más que claro que la Ley antitabaco (en la que tantas esperanzas tení­a) ha servido para bien poco, pero porque está mal planteada, se ha castigado al hostelero en lugar de al tabaquismo.
    Si vemos leyes semejantes en otros paí­ses o lugares, recuerdo que comenzó NY, luego mi querida Irlanda y así­ hasta ir colonizando Europa, vemos que son mucho más duras, nada de fumar en bares sí­/bares no dependiendo de lo que el propietario quiera y los metros de su local, en los sitios donde haya contacto con alimentos: no, cualquier lugar público o donde puedan entrar niños: no… etc. Y funciona, porque los centros comerciales están igual de llenos y los fumadores esperan pacientemente en las puertas mientras dan cuenta de su pitillo, que no me parece mal.
    En caso de incumplir la norma (como el caso de la entrada de metro que expones) pues multa. Fumarte un cigarrillo en un lugar no destinado para ello, 50 euracos, firmeza y dinero para el estado al más puro DGT style, pero esta vez de forma justificada.
    Y sí­, sigo queriendo ese Zippo, pero hacer las cosas a medias como terminó resultando esta ley no trae más que complicaciones.

    Perdona que me haya quedando tan largo, la cerveza estaba riquí­sima, gracias 😉

  7. voy a hacer un off-topic, pero creo que os gustará 😛
    hoy, miércoles 21 de mayo, contra viento, marea y problemas informáticos de toda í­ndole, se estrena por fin [ Vací­o ] el esperado corto protagonizado por nuestro tabernero favorito!!
    a lo largo del dí­a lo podréis ver en youtube, en el blog de panda de tolos, y con el susto que no dió el ordenador que pensé que lo perdí­amos todo soy capaz hasta de mandarlo pa que lo echen por la tele tambien jejeje
    pues solo era eso 🙂 ya nos diréis qué os parece y nos daréis opiniones, crí­ticas, insultos o alabanzas jejejjeje venga lo que venga lo esperamos con mucha ilusión 😛
    saluudos pa todos!

  8. En España siempre hemos tenido un problema con delimitar la libertad y el respeto. Gente que se cree con libertad para todo y gente que a la más mí­nima se sienten burlados en sus derechos, sin razón muchas veces en ambos casos.

    La cuestión es que en este caso sólo tenemos a la ley como supuesta defensora de nuestros derechos y libertades legí­timos, así­ que muchas veces nos tocará aguantarnos y otras que nos aguanten a nosotros.

    Si un fulano se pone a fumar a nuestro lado en un local en el que se permite, pues nos aguantamos o nos vamos a otro donde no se permita. Si no se permite, pues estoy a favor de las multas, ya que parece que es la única forma en que aprendemos las cosas en este paí­s.

    Y por supuesto está lo que más falta hace: En espacios comunes el que agrede es siempre el fumador. Por eso, ya que tenemos que convivir todos en el mismo lugar, al menos que el que fuma intente no asfixiar al que no lo hace, que estoy harto ya de gente que te echa el humo a la cara, que ven que el humo va hacia tí­ y no hacen nada para evitarlo y detallitos de estos que hinchan las bolas.

    Pero esto es sólo una parte del gran problema: el respeto por los demás se está perdiendo alarmantemente rápido y no parece que nada o nadie vaya a solucionarlo.

    PD: Por fin el corto! 😀

  9. Bueno, pues yo lo siento peeeero… estoy y no estoy de acuerdo. Si, se que hay fumadores sin ningún miramiento por los demás. Sin ir más lejos hay un hijo puta en mi escalera que sale de casa 5 minutos antes que yo y no puede esperarse para no encenderse el cigarro en el ascensor. Que gustito debe dar a quien baje a las 6:30 de la mañana encontrarse semejante tufo, pero es que esas personas no se limitan a ser desconsideradas con el tabaco. Lo son conduciendo, lo son comiendo como cerdos, lo son bebiendo hasta vomitar, o hasta hacernos vomitar a los demás de verlos. He sido fumadora toda la vida hasta hace unos meses, y me jode que me metan en el mismo saco que a esa gente. Yo si poní­a que no se fuma, me he salido fuera a fumar, y me he encontrado alli con otras tantas personas que así­ lo hací­an. Hay no fumadores de los que yo también me podrí­a quejar, gente que parece que se crece cuando te enciendes un cigarro y te dice “eso te acabará matando”, como puedes fumar eso, que te puede el vicio, que no puedes pasar sin ello… ¿Y eso no es intolerancia? He fumado toda mi vida por que disfrutaba con ello, del mismo modo que esa gente disfruta bebiendose una cerveza que a mi no me ha gustado en la vida. No pasa nada si una madre o un padre se toma dos cervecitas y luego coge el coche con el niño dentro, eso nadie lo ve mal, por que sabe que aunque las leyes digan lo contrario, esa madre o padre conduce perfectamente, pero dios! si la madre se fuma un cigarro en el coche! Asesiiiiiina!!
    Creo que hemos sacado este tema de quicio, que se ha hecho tanta campaña en su contra que a la gente ahora le molesta más solo por que piensa que debe molestarle más. Y no me parece justo.
    Yo comprendo tu postura, y la del barrendero que se encuentra 20 papeles al pie de la papelera, y la del librero que tiene que aguantar que se lean las revistas sin pagarlas… y la del fumador, que sin haberse tomado nunca la libertad de haber puesto su vicio por encima de nadie, acata y soporta las mismas leyes que el resto que si lo han hecho. Yo te digo una cosa, el dia que yo me encuentre al fumador de mi ascensor de un manotazo le tirare el cigarro al suelo, haz tu lo mismo, igual te llevas una ostia, pero te quedaras bien a gusto.

  10. De intolerante nada che. Y escribo acá como ex-fumadora que soy. Esto es cuestión de respeto. Y vamos que ningún fumador tiene derecho a tirarle su pu…humo a nadie y eso de que “yo también tengo derecho” es lo más tonto que se le puede ocurrir a un fumador. Respeto,eso es lo que lamentablemente pierden los que fuman y en vez de reconocer que no pueden dejar de prender el pucho de porquerí­a porque es más fuerte que ellos, salen con el temita ese de que ellos tienen derecho a fumar donde se les canta.
    Si se quiere fumar se fuma….ahora el aire puro es de todos, el “humeante de tabaco” sólo del fumador y se lo tiene que bancar! le guste o no…lo soporte o no.
    No quiero poner a todos los fumadores en el mismo saco; no todos faltan el respeto (y no me hago la santa pero yo me envenenaba solita :D)
    Ojalá los que entendieran esas señales de prohibición fueran los más y ojalá ni fueran necesarias…para eso está el sentido común ¿no?
    saludos!

  11. Me encanta que os entretengáis en hacer comentarios completos. Me gusta eso de daros de que hablar 🙂

    R.P. : Sabes bien que esa solución no interesa a los de arriba.

    Noemí­: Si, la verdad es que es, cuanto menos, curioso lo que cuentas, jeje.

    Geko: España, mal que nos pese, es “un paí­s de pandereta”. Es de sobra conocido que aquí­, las leyes como esta son meramente decorativas. Y así­ nos va.

    Picomike: Amén 😉

    Seele: Imaginaba que dirí­as algo así­, porque creo que lo dejaste entrever en otro post de esta casa. Pero, si bien es verdad que el fumador se ha encontrado perseguido, no es menos cierto que un no fumador no tiene porque “fumarse” lo del tí­o/a que vaya por delante suya en la calle. No es bueno ser un anti-tabaco extremista, pero tampoco un pro-tabaco extremista y, lamentablemente, de estos últimos hay más de los que creemos.

    Mara: Para eso está el sentido común y el respeto, si, pero como dice Picomike, eso se esta perdiendo.

  12. Pues sí­, como dirí­a en los foros donde escribo:

    +1, lo tuyo junto al texto de picomike.

    Manda huevos el asunto… los que me hacen gracia son los ex-fumadores como mi compañera de piso, que antes fumaban en cualquier lado sin miramientos y ahora se quejan de lo que ellos mismos hací­an xD. El otro dí­a, sin ir mas lejos, le vi dando una arcada cuando el humo de un fumador se paseó por su nariz en un bar o.O.

  13. Esas cosas pasan cuando el cuerpo se va limpiando de la mugre que llevaba incrustada. Luego cuando vuelve a tus fosas nasales te produce esa sensación tan desagradable que precede al vómito.
    Por cierto, no he sido fumador ni lo soy y opino que esta ley es de cachondeo si no hay medios humanos para cumplirla (aunque eso pasa con todas las leyes de España, que parece una colección de taifas cojonuda)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *