¿Adiós al romanticismo?

Pues depende.

Por lo que tengo entendido, ya en tiempos del Capitán Caverní­cola el macho salí­a en busca de la hembra para fines que iban más allá de los objetivos reproductivos. Buscaba una compañera. Cierto es que aparearse era lo más importante y que, en muchos casos, luego vení­a un “si te he visto no me acuerdo” y en paz.

Con el paso del tiempo la especie ha evolucionado en muchos aspectos, pero en ese seguimos igual. Es más, el Homo Sapiens Sapiens (es decir, nosotros) añadimos un factor llamado romanticismo con el que nos sentí­amos un poco mejor mientras buscábamos aparearnos y, si se daba la situación, encontrar a nuestra compañera o compañero.

Es bien sabido que, en esta epoca de “singles” lo que premia es follar. Y lo digo sin miramientos, porque me consta que el romanticismo ha ido desapareciendo de una forma exponencial en los últimos años. Unos dirán que es porque somos unos egoí­stas que no queremos compartir nuestra vida con nadie. Otros, sin embargo, dirán que están tan ocupados con su vida que no tienen tiempo para salir a buscar pareja. Sea por lo que sea, hoy salimos y si cae algún/ alguna incauta, pues mejor que mejor. Que luego resulta que congeniamos , pues perfecto.

Lo que hoy vengo a presentaros cual charlatán de feria es un producto que os ayudará a sacar ese instinto oculto que tenéis bajo el romanticismo, es decir, el cazador que lleváis dentro.

Mejor que la poción mágica de Asterix

Este producto se llama Yxaiio y está hecho a base de feromonas (entre otras cosas).

En su web (que es muy llamativa) nos explican que este producto no es una bebida energética al uso, ya que lo que consigues con ella es “atracción total”.

Cierto es que mencionan que debe estar prohibida a menores de edad, pero a ver quien es el guapo que le dice a una jaurí­a de adolescentes ávidos por echar el primer caliqueño que no les vendes el producto. Eso serí­a como firmar tu pena de muerte.

Estas latas solo las podréis encontrar en bares exclusivos (así­ lo dicen en la web) o por internet, donde te regalan los portes si compras más de 24 latas.

No es una droga” dicen, pero recomiendan una dosis máxima de 3 latas al dí­a, no sea que te enganches al producto y andes todo el dí­a “con la bandera izada”.

Así­ que ya sabéis: ¡se acabó el estar urdiendo un plan para que esa persona caiga rendida a tus pies a base de cumplidos, invitaciones y demás zarandajas!. ¡Una (o más) latas de Yxaiio y tendrás una noche llena de momentos pasionales garantizada!.

Mejor que el Viagra, oiga.

8 pensamientos sobre “¿Adiós al romanticismo?”

  1. Estoy con el Geko Negro. En estos tiempos de crisis lo imaginativo es follar con el menor gasto posible. De todas formas lo que venden en esa botella no creo que sea más efectivo que llevar al borde del coma etí­lico a tu ví­ctima…

  2. aaaaaar! Pues a mi eso de beberme las feromonas de otro no me llama demasiado… Además, una de las partes más divertidas del sexo es conseguirlo 😀 Supongo que para un tio no es tan asi pero para una mujer veros sufrir durante toda la noche con tal de llevarla a la cama es la parte más divertida de todas. Sinceramente, me viene un tio con semejante brebaje y le mando ha hacer gargaras con el ^_^

  3. Y habrá gente que pague por ello. Yo directamente, es que no puedo ligar, pero si pudiera prefiero a la antigua usanza. Llámame tradicional si quieres.

    P.D.: La parte de la wed donde sale un pezón que aumenta y disminuye de tamaño, me parece aterrador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *