Y vuelta la burra al trigo

Veo necesario reseñar la última entrada del blog de Javier Capitán, titulada “Bautista, el apóstol del canon”.
En ella hace unas valoraciones acerca de la última entrevista de Teddy Bautista al periódico El Mundo.
Tras acudir a leer la fuente de la que bebe Javier, es decir, la entrevista, me doy cuenta de que hay muchí­simas perlas por parte de Teddy. Pero paso a reproducir la que más gracia me hace:

Tocando las . . .

P:También ha hablado en su intervención de que “todos sabemos para qué se utiliza internet” y que dos megas serí­a una velocidad suficiente para la transmisión de datos, pero también hablamos de una red que tiene otros usos, como la televisión por IP, la explosión del ví­deo…

R: Y por eso hablaba de los 20 megas, porque una Internet a velocidades de 20 megas es una Internet de contenidos, y esos contenidos tienen dueño y tienen derechos. El tema es que cuando la gente quiere una Internet de 20 megas es porque se quiere descargar pelí­culas, o ver televisión, o intercambiar ficheros pesados.

Diga usted que sí­. Que internet solo es bueno cuando va como el ojete, porque crear contenidos para la web es solo de masones y pervertidos que quieren aleccionar a la población en la idea de que la cultura es de libre disposición y por el módico precio de nada.

Diga usted que si, porque encumbrar a héroes de la letras como Bisbal o Alejandro Sanz dándoles miles de ‚¬uros para que no pasen hambre y puedan pagar sus mansiones es justo, a la par que necesario.

Diga usted que si, porque lleva razón en que la gente ve la televisión por Internet, olvidando sus tarjetas de televisión (o televisiones al uso) y, así­, se ahorran unos ‚¬uros y llegan a final de mes.

Diga usted que si, porque solo los ciudadanos de bien pagan 12 o más ‚¬uros por ver una pelí­cula en el cine con sus palomitas incluí­das. Los demás son morralla.

Diga usted que sí­, porque solo así­ se acabará la piraterí­a. Con estas medidas la gente, directamente, pasará de comprar discos originales porque, si no recuerdo mal, no se innova desde los primeros años 90.

Por todo esto (y más cosas), diga usted que si, señor Bautista, diga usted que si.

Os recomiendo que, si tenéis 3 minutos, leáis completa la entrevista, porque en ella queda reflejada el tipo de persona que es.

9 pensamientos sobre “Y vuelta la burra al trigo”

  1. No tí­o, no me recomiendes que pierda mi tiempo leyendo una entrevista con este señor. Por favor.
    Gracias.
    Te lo digo porque sólo me apetece insultar, agredir y destrozar. Hace tiempo que me harté de razonar contra estos argumentos.

  2. Cada dí­a la SGAE se parece más a una religión/secta… ¿cómo se puede ser capaz de argumentar eso? Claaaaro, es que no nos habí­amos dado cuenta, el avance de la sociedad y el progreso es maaaaalo… joder cómo no haber caí­do antes en eso…

    ¿Pero no se da cuenta ese tí­o de que sin esos medios de difusión de contenidos no los conocerí­an ni la madre que los parió?

  3. Cuantas buenas razones comprimidas en un excelente post. Menudo hipócrita, desde luego cómo cambian las cosas en función del enfoque desde el que las observas.
    Yo también soy de los que leerá la entrevista.

  4. Si es que realmente es una putada, jolines, pobrecitos, les va a tocar currar para ganarse los duritos. Les va a tocar dar conciertos, abrir nuevos mercados… con lo a gusto que estaban ellos chupando del mismo bote desde que entraron en el negocio. En fin… al final la verdadera putada es que no lo paga ni el que vende ni el que se lo baja, sino la calidad de los contenidos que va descendiendo al galope.

  5. Eterno dilema… sobre todas estas cosas me hace gracia las afirmaciones que hacen estas gentes sobre la perdida de dinero, cuando en realidad para perder algo primero hay que tenerlo, mas bien dejan de ganar dinero que aunque lo parezca no es lo mismo… siempre lo he dicho si manana desapareciese cualquier forma de intercambio a traves de la red, no iba a hacer que comparase mucho mas, simplemente porque no se puede llegar a todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *