Asqueado…

O de porqué cada vez me gusta menos salir en Alcorcón.

El caso es que son las 2:15 y ya estoy en casa. Me he ido a las 11:30, o sea que no he estado mucho tiempo fuera. El motivo de mi vuelta es que no hay un ambiente que me motive para quedarme más horas, ya que aquí­ todos (bueno, el 95%) los bares son de “pum pum” o “pachanga” y servidor no es amante de esos géneros. Por si fuera poco, hoy mis amigos han hecho una cosa que no se si no me gusta o es que me parece una estupidez (o ambas) consistente en beberse 4 cubatas en menos de 15 minutos (no se si habrán sido 10 minutos), con el consecuente pelotazo. Personalmente, cuando salgo (aquí­ o en Aranda) si que suelo beber, pero manteniendo unos “tempos” para poder aguantar sobrio hasta la hora de almorzar (es decir, las 6 o las 7 de la mañana), y no buscando cogerme un ciego de la manera más tonta. Por otra parte y como ya he dicho, el ambiente no era proclive a facilitarme esa tarea , ya que mis amiguetes ya estaban dando sí­ntomas de andar perjudicados y la música iba de mal en peor.

En resumen, hoy no he ganado nada saliendo de casa (igual un dolor de cabeza por la música).

B.S.O del post: Salir – Extremoduro (posiblemente lo mejor que haya escuchado desde que he salido, y lo acabo de oí­r en casa…..)

8 pensamientos sobre “Asqueado…”

  1. Siempre m,ola salir y escuchar buena música.Como me ha ocurrido este fin de semana (otra vez). Vallecas te pilla cerca, y nó solo hya garitos Heavys, tambien hay buen rock.

  2. Aquí­ en Valladolid se puede “elegir” dónde ir, y yo que cada vez soy menos amigo de los cubatas lo tengo fácil. Pero tienes toda la razón en que no hay ambiente, ni ganas de hacerlo.

  3. Pues sí­… salir por salir… o salir pa na… es tonterí­a… que en casa durmiendo también se está dabuten!!! Jajajajajaj… Yo ciertos garitos, es que no los tolero…

  4. Caray, Tabernero. Yo no me he tomado cuatro cubatas en una noche en mi .
    vida… y voy por los 40. Estos amigos tuyos son unas esponjas. Y sí­, a veces es mejor quedarse en casa. Saludos.

  5. He de reconocer que mi lí­mite en una noche (y en condiciones económicas decentes) puede ser superior a 4 cubatas y llegar a casa presentable. Sea como fuere, en 15 minutos cualquiera puede acabar a rastras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *