Personajes

En los dos dí­as que llevo repartiendo el periódico he podido ver gente a mansalva, pero nada como un señor que estuvo ayer durante 20 minutos cantando rancheras a mi lado. Este buen hombre me explicó que cantaba porque así­, mientras esperaba que llegasen los demás periódicos (yo llego el primero) él no se aburrí­a. A mi no me molestó, es más, en un rato que no habí­a nadie incluso le hice los coros.

Hay gente que es encantadora, pero la mayorí­a de esas personas tienen un nombre común: jubilados. De los 2000 periódicos que reparto al dí­a, creo que el 70 % va a las manos de los jubilados, que lo reciben con unas ganas inusitadas.

En fin, no os aburro más con mi trabajo, eso lo dejaré para más adelante…

4 pensamientos sobre “Personajes”

  1. pero lo de los jubilados encantadores no es solo en tu curro, yo creo que es en general, en el mí­o pasa lo mismo.
    aunque dentro de la tercera edad estén la personas más iracundas y cerradas de mente que te puedas echar en cara, afortunadamente cada vez son menos (uy que chiste mas negro ma salí­o je je je) y la mayorí­a son majetes y con ganas de charlar y “enseñar a la descarriada juventud”
    mis clientes se podrí­an dividir en 3 grupos: jubilados la mayorí­a, trabajadores de entre 30 y 50 años, y las esporádicas parejitas que suben a Madrid y les parece todo tan grande y tan nuevo y tan bonito y “uuuuy mira! una esta de loterí­a! churri vamos a echar la primi a ver si nos toca!”
    los segundos y los terceros se suelen limitar a jugar, pagar y largarse, como mucho hacen algún “jocoso” comentario sobre la clasificación o sobre algún partido del finde, a los que hago caso omiso al no gustarme y no entender de fútbol. pero los jubilados suelen ir sin prisas, ser pacientes y comprensivos si te ven mu atareado, si no hay gente se quedan a charlar contigo y, si no tienes nada que hacer y decides escucharles en vez de ignorarles, puedes aprender cosillas y hasta echarte unas risas.
    así­ que eso, canta todas las mañanas un poquito, que a parte de que cantar enaltece el alma y el corazón jajajaja sobre todo al viejecillo tambien le hará una ilusión grandí­sima 😛
    y para acabar:
    “Nada. y el que nada no se ahoga, y el que no se ahoga flota, y flota es una escuadra, y una escuadra es una medida, y Medina es una ciuda de Cuba, y en Cuba se hacen puros, y de los puros sale humo, y el humo… no es nada. y el que nada…………”
    (enseñanzas de los viejunos, capí­tulo 1) 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *