Mi firma me delata…

El caso es que he encontrado en el blog de FiFi (que, por cierto, acabo de descubrir también, pero pinta bien) un enlace para “descubrir” el significado de mi firma. El resultado que me ha dado es el siguiente:

La ubicación en el papel indica que se manifiesta como una persona reservada, con cierta timidez.

Según el tamaño de la firma, pequeño, tiende a la introversión.

El predominio de formas rectas, revela disciplina, orden y cierto pragmatismo.

El ángulo ascendente indica una buena ambición y deseo de superación.

La velocidad media señala una persona medida y justa en su accionar.

Según la presión de la escritura, posee un temperamento práctico y activo.

La rúbrica indica una búsqueda de autenticidad y originalidad, y una mente abstracta, llena de ideas y pensamientos.

Al tener solo algunas letras legibles, indica que toma ciertas reservas antes de conceder su confianza a los demás.

La utilización de las mayúsculas en la firma permite deducir que tiene una muy buena autoimagen y autovaloración.

Al utilizar el nombre y apellido, demuestra un equilibrio entre el rol familiar y social. El ‘Yo’ í­ntimo y la tradición.

Y ha dado de lleno. Bueno, igual en un 95 %, pero me define más o menos ocmo soy. Si es que va a ser verdad eso de que la firma define a la persona….

3 pensamientos sobre “Mi firma me delata…”

  1. aja… Haber… ¿y que pasa cuando no pones tu nombre en la firma y solo haces un garabato? Y si no haces dos firmas iguales. Dios mio, debo ser una persona horrible, no se si quiero saberlo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *