Egoismo en estado puro

Pues sí­, es duro, pero es la realidad. El caso es que el otro dí­a, en la peña a la que pertenezco en Aranda, llevamos a cabo lo que se conoce como “Talanqueras” (por si alguien lo busca en la RAE, no es ninguna de esas acepciones, aunque me da que el nombre viene de la primera acepción), que no es más que poner un par de mesas en la bodega con distintos platos de morcilla, chorizo, torreznos, etcetera y unos cuantos (bastantes) jarros de vino. Pues bien, el siguiente video que os presento (por cortesí­a de un amigo y paisano) demuestra como en 22 segundos deseaparecen 2 platos llenitos. La grabación está un poco movida ya que está hecha con un móvil, pero se aprecia claramente la gañanerí­a que llega a tener la gente cuando se da algo gratis:

Y encima, en cuanto se agotaron las existencias (que fueron muchas tandas de platos) la gente se iba como cabreada porque ya no podí­an ni comer ni beber “de gorra”. En fin, la gente es como es, sobre todo cuando la palabra gratis está de por medio.

2 pensamientos sobre “Egoismo en estado puro”

  1. la verdad tení­a buena pinta todo, y sobre el comentario de Gañanerí­a, basta ver la última mujer del mantón, no te digo na y te lo digo to.
    (espero que no sea tu abuela)

    Gañaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *