Juventud perdida

Vale, igual soy yo, que soy un tiquismiquis, pero ¿es normal que 3 niñas de 14 (o 15) años fuesen comentando el “pedo”que se habí­an enganchado el fin de semana pasado?

Llamadme antiguo si queréis, pero yo el alcohol ni lo caté hasta los 17 (excepto algún chato de vino en el pueblo) y de borracheras ando bien escaso (que igual alguna si hay 😉 )… y tengo 20 años.

Me da la ligera impresión de que ahora los “criajos” (porque haciendo lo que hacen no son mas que criajos) no saben valorar nada, y ya no me refiero al dinero, sino a su edad. Yo con 15 años aún jugaba a las chapas. No digo que fuese un niño perpetuo, ya que con 15 años ya pensaba yo en chicas y esas cosas, pero en beber no, desde luego.

Estos niños gamba no se dan cuenta de que lo que hacen ahora tendrá sus consecuencias. Me refiero a que si con 15 años te cascas unas borracheras de campeonato, con 40 tendrás un hí­gado de “plexiglass”. Por otra parte, cabe la posibilidad de que estas cosas pasen por la falta de cultura de los chavales. No quiero decir que el nivel académico este bajando (que también), sino que a ellos/as les chupa un pie lo que les digan en clase.

En fin, ellos sabrán lo que se hacen (y en sus casas también, que la responsabilidad es de todos).

10 pensamientos sobre “Juventud perdida”

  1. Bueno, por lo que se ve a mí­ también me chupaba un pie lo que me dijeran, recuerdo que a los 14 años empezamos a hacer botelladas (a.k.a. botellón), eso sí­, a las 5 de la tarde… Y a los 15 ya fumaban todos mis amigos. De eso hace unos 8 años, tengo 22.

    Las botelladas de entonces eran distintas, antes bebí­amos por beber, para ponernos ciegos y acabar vomitando (no era un objetivo pero lo conseguí­amos bastantes veces); ahora estamos un rato unos cuantos amigos bebiendo y hablando, bebemos no hasta ponernos ciegos del todo, sino hasta ponernos algo cieguillos y luego ya de bares, para ahorrar, como suele decirse.

    Y bueno, ahora ya no bebemos tanto, hace que no hago una botellada… Desde Pilares (principios de octubre), y a este paso hasta Pilares no volveré a hacer otra. Quiero decir que lo que se hace de pequeño no tiene por qué seguirse haciendo de mayores, depende de si les entra en la cabeza o les sigue chupando el pie.

    Un saludo 😉

  2. No te preocupes majo, si esto está para eso 😉 . De cualquier modo, tu comentas que ahora ya no hacéis esas cosas, pero en Madrid, los niños gamba evolucionan a Adultos langostino, ya que se convierten en “bakalas” descerebrados (ojo, no digo que los bakalas sean descerebrados, cuidado, digo que los que eran niños gamba lo seguirán siendo) que les chupa todo un pie y siguen jugando a ver quien se coje el pedo más gordo. Por otro lado, son generaciones distintas, ya que ahora, los que ahora somos “adultos” vemos esas cosas que hicimos y nos damos cuenta de lo que haciamos (valga la redundancia) y me da la impresión de que estos chavales no se darán cuenta de ello….. ojo, que igual me equivoco

  3. Yo no he bebido mucho nunca, porque básicamente mi cuerpo no lo soporta, pero es que además siempre he encontrado mucho más interesante ser consciente de lo que sucede a mi alrededor y me he divertido mucho sin necesidad de que el alcohol nublara mi consciencia.

    Ahora yo creo que es un verdadero problema, no ya la edad a la que empiezan a beber los chavales si no la cantidad de alcohol que se meten entre pecho y espalda. Una cosa es beber un poco para coger el puntillo y otra hasta quedarse inconsciente.
    Si necesitas beber a menudo hasta esos niveles, tienes un problema y son muy jóvenes para tener esos problemas.

  4. El tema se las trae eh, yo tengo dos hermanos gemelos que ahora tienen 11 años y estoy un poco acojonada. La verdad es que yo empece a los 13, crecer en un pueblo es lo que tiene, pero despues de todo creo que he salido tan mal 😛 , al empezar tan pronto no tarde en cansarme y cerrar esa etapa, con una buena educación quizas todavia hay esperanza 😀

  5. laa verdad que en ese aspecto nose diferencian tanto a los de mi quinta, gente de esta la ha habido en muchas generaciones, yo el primer pedo chungo me lo pille a los 16 y no volvi a probar el alcohol hasta los 20 tantos y no me he vuelto a voger un pedo de esos de vomitar ni nada….

    Pero cuando yo tenia 13 y 14, entraba en discos porque no me pedian el carnet, con la entrada gratis del viernes y el sabado tenian consumicion d alcohol gratis… nosotras tomabamos cosas tan asquerosa como cuantro con vainilla, noseque con lima y cerdadas de esas… auqneu algunas se tomaban cua-cuas o sol y sombra porque con una copa se pillaban el pedo del siglo… o se bebian el anis del mono de su padre…

    Tb se iban a tascas del centro que a beber chatos de vino que eran muy baratos o a moncloa a beber submarinos de esos y a baretos a beber chupitos de tequila por 50 pts…

    asi que juventud de esta ya exisitia en mi quinta y te saco 10 años

    con 16 empece a salir de noche porque no estaba prohibido en las discotecas…

  6. La verdad es que eso de que siempre han exisitido lo suponí­a, jejjee. El caso es que, independientemente de que me parezca que con 14 años cogerte un pedo del 15 sea una salvajada, lo que más gracia me hace es que se pavonean, es decir, van de guays y de “mayores” porque ya se han enganchado otra vez otro pedo. Eso es lo que no comprendo y lo que no veo normal. Que con 13 años te tomes unos chatos, genial; o incluso un cubatazo, pero tener una borrachera a esa edad me parece más que preocupante. Con 16 ya eres “consciente” de lo que haces, así­ es que ahí­ no me meto, pero con 13/14 años….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *