Adios

Vale, uno nunca sabe cuando tiene que decir adiós a una parte de la blogocosa. Cuando me mudé aquí­ iba a ser algo provisional, pero visto que en Bitacoras.com, donde tuve un servicio excelente durante el primer año del blog, no piensan en el usuario y ya no dan cobertura técnica a sus constantes caí­das, he decidido dejar de postear allí­, aunque ya hací­a un monton de tiempo que no lo hací­a debido a las constantes caí­das del servidor. Por tanto, este es el último post que acabo de escribir allí­:

La verdad es que no se si este post lo leerá alguien de la blogocosa o no, pero allá va:
Adiós Bitácoras.com.
Han sido casi 700 dí­as en los que he dejado la bitácora activa con posibilidades de reencontrarme con ella, pero a causa de los continuos fallos que tiene el servicio de esta casa, he decidido (la verdad es que lo hice hace ya tiempo) mudarme definitivamente a WordPress.com.
Como ya dije, su servicio, aunque más limitado que el que ofrecí­an en Bitácoras.com hace tiempo, es muchí­simo más estable, con lo que creo conveniente el marcharme para allá de forma permanente. Como hice con el primer proyecto de La taberna, este se quedará on-line para los nostáligicos (si es que alguna vez los hubo).
Un saludo cariñoso a todos y “nos vemos al otro lado” (Siempre quise decir eso 😉 )

En fin, cuesta dejar atrás ciertas cosas, pero es lo que sedebe hacer en algunas ocasiones.

Visto aquí­ 

Un pensamiento sobre “Adios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *