Futuro incierto

Estoy levemente deprimido hoy. El caso es que no se ni remotamente que voy a hacer el año que viene. Tengo 20 años (bueno, me queda menos de un mes) y no se que “voy a ser”. No voy a terminar derecho, porque aborrezco esa carrera y no memerece la pena pasar 4 años de suplicio para poder llegar a mi meta, que es Periodismo.

Por otra parte, se que puedo hacer periodismo y derecho en Fuenlabrada (Madrid) en la URJC, alternando am,bas carreras, no como hago ahora, y eso me parece más llevadero.

Me estoy planteando hacer también formación profesional, pero no se que curso escoger, ya que producción de audiovisuales y espectáculos me gusta, pero son dos años. La ventaja es poder hacer luego la carrera que yo quiera si me aplico, es decir, si saco buenas notas podré entrar en periodismo, tardando también 6 años. El problema viene ahí­, es decir, acabar una carrera con 26 años sabiendo que no tendrá salidas laborales y que el mercado del periodismo estará cada vez más sobresaturado de tarugos “analfabetos” y mentecatos que ocuparán el lugar de los licenciados solo por haberse follado al exmarido de alguna o a media plantilla de la selección de futbol o, incluso, descerebradas que están en las radios y en las televisiones solo porque sus tetas son mas grandes que sus cabezas.

En fin, no se que será de mi. La verdad es que me estoy pensando estudiar programación, que es lo que está haciendo mi hermano, pero no se que tal se me darí­a y no se si es fácil o dificil. Estoy hecho un lí­o y el único que me puede ayudar soy yo.

13 pensamientos sobre “Futuro incierto”

  1. Yo también he estado en una situación similar, y a la conclusión a la que llegué fue que lo mejor no es hacer “lo que más salidas tenga”, sino lo que más te guste estudiar… con suerte acabarás trabajando de eso y si no pues estarás como media España, trabajando en algo para lo que no estudió 😛

  2. estoy deacuerdo con SodLogan, lo mejor es estudiar lo que te guste, el trabajo ya vendrá luego, pero lo importante estar motivado para estudiar, por que si no te tiras todo el dí­a en la “taberna” jajajaja 😛 (en una de tres dimensiones con cerveza de verdad)

  3. Sodlogan: Eso es lo que me estoy planteando, de verdad. Si al final es lo que tu dices, si hay trabajo, pues bien, y si ni… pues como media España 😉

    RedWarrior: Chico, eso es casi casi lo que hago ahora en mi universidad, estar en la cafeterí­a casi media mañana 🙂

    Angeek: Sabí­a que dirí­as eso, jeje, y me lo planteo también, pero la realidad es que el periodismo siempre me ha gustado… pero la programación es una opción que tengo muy en cuenta, creeme.

    Y gracias a los tres

  4. Me voy a poner en plan abuelo porque creo que soy el más viejo del lugar.
    En primer lugar, darte la razón en tu última frase. La decisión es tuya y tu vida sólo la vas a vivir tu. Dicho esto, escucha consejos y toma datos para ayudarte con las decisiones.
    Lo primero es decirte que en este paí­s hay un exceso de titulitis, conozco licenciados y doctores incapaces de hacer la O con un canuto. De hecho yo soy casi doctor y no veo que sea más listo o más capaz que el instalador de aire acondicionado que estoy viendo por la ventana. Con esto te quiero decir que potencies tus habilidades y tus talentos. ¿Notas que sabes hacer algo bien? Pues estudia para sistematizar ese talento y darle una base. Si crees que el periodismo es tu vida, adelante. Tienes varias ví­as: meterte en la carrera y aplazar unos años tu entrada en el mercado laboral, hacer un módulo que te dará un tí­tulo rápido… pero quizá lo que debas plantearte es luchar la guerra por otro camino, busca una radio local, un fanzine, una revista donde empezar a comprobar si realmente vales para ello. Es muy bueno tener una meta en la vida, pero ten cuidado con que la meta te acabe por devorar.
    Lamentablemente conozco casos de gente que siempre tuvo ganas de ser una cosa (ingeniero industrial y médica en este caso) para la que no valí­an. El ingeniero tardó 13 años en acabar la carrera y ahora, a sus 42 años, tiene su primer trabajo serio, en un mundo completamente diferente pero que siemrpe se le dió bien. La que siempre quiso ser médica estuvo al borde del suicidio (y no es broma) durante la carrera porque se desmayaba en las clases de anatomí­a y al final, tras dos años de tratamiento psiquiátrico, es una excelente secretaria de un directivo de una pedazo de empresa en madrid.
    Para mí­ la vida es una estación de trenes sin horario ni calendario. un dí­a estás en el andén y aparece un tren que se marcha en 5 min y lo coges o lo dejas. Puede que estes esperando el tren de tu vocación y este no llegue nunca. hablando de vocaciones, en mi experiencia, son pequeños engaños que nos hacemos a nosotros mismos para facilitarnos las elecciones en estos momentos de la vida.
    Ah, por cierto, yo trabajo para lo que estudié, estoy con el agua al cuello y hasta los mismí­simos cojones…

  5. Yo voy a acabar la carrera de periodismo con 26 y tan feliz. Después de 4 años en teleco no era feliz y ahora te puedo asegurar que lo soy.

    Haz algo que te guste, porque lo harás mejor y porque estarás contento. ínimo, que tienes 20 años no 40, tu vida la estás haciendo ahora así­ que piensa en cómo quieres que sea.

    Un beso!

  6. haz caso al abuelo a ponzonha.
    Es cierto que las carreras están sobrevaloradas.A mi también me gustó siempre el periodismo… y he llegado donde estoy pues de casualidad… me dejé llevar.

  7. gracias a todos por vuestros comentarios… voy encauzando mis ideas haciendo un batiburrillo con vuestras ideas, y eso es bueno, porque el bloqueo va desapareciendo 😉

  8. yo opino como angeek, lo mejor es dejarse llevar.
    cuanto más planeas y preparas las cosas es cuando luego peor salen, yo creo que el “objetivo” es hacer cosas que de alguna manera nos motiven para levantarnos cada mañana y nos sintamos a gusto, ya sea estudiar, o currar, o plantar tomatitos, o tocarnos los webos tol dí­a…
    si ahora mismo no sientes eso, no sientes esa motivación, esa “ilusión”, antes que martirizarte y vivir amargado debes cambiar lo que sea necesario hasta que encuentres esas sensaciones, y te tiene que dar igual lo que te diga la peña, lo que piense la sociedad o lo que esté “bien” o “mal” visto.
    ya conoces lo que me pasó, no estaba a gusto en el insti y lo dejé pa entrar a currar con un amigo, vale que el curro en sí­ no es la ilusión de mi vida (desde luego de pequeño no soñaba con vender loterí­a) pero lo suple el hecho de estar de buen rollo con mi colega tol dí­a y las risas y buenos ratos que paso allí­. y el dí­a que surja otra cosa pues ya veremos. y en su dí­a la gente me dijo de tó por dejar el insti, pero es lo que te ocurre a ti, estaba tol dí­a por el patio, en los bancos de fuera, yendo y viniendo pa la Hera, y era una sensación de vací­o y pérdida de tiempo grandí­sima.
    amigo, haz siempre lo que te diga el corazón, pero lo que te diga a Ti, no lo que le diga a la gran masa o lo que le diga a nuestras generaciones anteriores ni lo que le diga a tu vecino de enfrente. y si a alguien no le parece bien o no le gusta pos que no mire.
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *