Humor extraño

Y es que es una verdad universal que los chistes malos (o carentes de gracia para muchos) a mí­ me encantan.

Por culpa de Angeek ahora no hago más que contarme chistes malí­simos del tipo de :

Mamá, mamá, en el cole me llaman peludo…..

¡Manoloooooo! ¡Que el perro me está hablando!

Pero me les se peores:

¿Qué hace un Lepero a las 4 de la mañana en medio del campo dando gritos de terror?

….

Sembrar el Pánico

O este del genial Eugenio:


O si lo preferí­s, este otro:

O, para mi gusto, uno de los grandes:

Y este, que es bueno “buenón”


Y es que cabe la posibilidad de que mi sentido del humor sea un tanto peculiar, pero que queréis que os diga, a mí­… a mi me gustan 😉

4 pensamientos sobre “Humor extraño”

  1. – ¿Qué es más gracioso que un niño muerto?
    Un niño muerto vestido de payaso.

    – ¿Qué animal tiene dos patas y sangra?
    El medio-perro.

    – Oye Manu, ¿qué te da el último problema de mates?
    – Inifnito
    – ¿Sólo?

    – ¡Mamá! ¡Mamá! ¡De mayor quiero ser bailarina!
    – Joder hija… además de tetrapléjica, gilipollas…

    – ¡Mamá! ¡El abuelo está malo!
    – Pues lo apartas y te comes las patatas.

    – Cariño, te he traí­do una aspirina a la cama…
    – ¿Para qué, si no me duele la cabeza?
    – Ajááá, ¡¡hoy follamos!!

    – ¿Qué te han traí­do los Reyes?
    – Pues una tele de plasma, dos videoconsolas, un ordenador nuevo, 40 pelí­culas en DVD…
    – Seguro que cambiabas todo eso por una cura para el cáncer ¿eh?

    – ¿Por qué en Etiopí­a no ven los culebrones?
    Porque son después de la hora de comer.

    – ¿Tiene bocadillos de hipopótamo?
    – No, lo siento, se nos ha acabado el pan…

    y el mejor para el final:

    – ¿Sabes qué es el arte?
    Morirte de frí­o.

  2. jajajaj tiene su aquel todos estos chistes… sobre todo porque sabes que son malos, eres capaz de reconocerlo pero aun asi te partes.

    A mi los de mama mama son los que mas me gustan y mi prefe es ese

    Mama mama quiero galletas

    cogelas tú

    no puedo mama

    ah! no hay manos, no hay galletas, jajajjaaj

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *