Son los calores, señora

Pues parece ser que el veranito está ya a la vuelta de la esquina o, mejor dicho, en la puerta de tu portal, porque hace un calor que te derrites cual hielito en agua hirviendo.

Hoy, cuando volví­a de estar zascandileando (me gusta esa palabra) con la bicicleta, una mujer mayor le decí­a a un chico joven (de mi edad, supongo) “¿”Ande” vas con el pecho al aire?” y el chico, ni corto ni perezoso, le responde “Son los calores, señora” . Y es que hoy, aquí­ en Alcorcón (Madrid) hemos alcanzado los 35º grados (Según un termometro de delante de mi casa y eso, paa un mes de mayo, no da buen rollo, la verdad sea dicha.

En fin, yo ya he sacado mi variedad de pantalones cortos y le estoy hechando el ojo a una camisa floreada de esas para abrirle al calor la puerta (y las ventanas) de mi casa.

3 pensamientos sobre “Son los calores, señora”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *