2 pensamientos sobre “Una gran verdad”

  1. La verdad es que yo no soy muy culo fino puedo cagar en WC’s ajenos (siempre que estén limpios), pero es cierto que como cagar en el de la casa de uno no hay nada 😀

  2. Subo la apuesta: lo mejor es cagar en casa a las siete de la tarde cuando llevas con ganas desde la mañana. El efecto se multiplica si es una cagada tan grande que apetezca bautizarla o donarla a la ciencia. La sensación de alivio es grandiosa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *