Tabernero filósofo

Acabo de ver en Tele5 una pelí­cula de Kevin Line llamada Life as a house (mal traducida a La casa de su vida). El caso es que hací­a tiempo que una pelí­cula no conseguí­a emocionarme. Cuando digo emoción no me refiero a lagrimeo y esas cosas, sino a algo peor: el nudo en la garganta. No os voy a contar de que va la pelí­cula, puesto que a muchos os dará igual, solo os diré que merece la pena verla ya que, a parte de que Kevin Kline hace un gran papel, se puede aprender muchas cosas.

Mi vida es como la casa donde viví­. Puede que no sea grande, ni bonita, pero es la que tengo y es mí­a.

Kevin Kline (Life as a house)

Después de escuchar esto con la voz de Manuel Garcí­a (que es el actor de doblaje que interpreta a Bill Murray en Lost in translation o a William Petersen en CSI) esa frase se me ha quedado grabada debido a que es una verdad universal.

Es posible que mi dí­a a dí­a no me guste, incluso que, a causa de esto, me este quemando por dentro, pero es lo que tengo, y el querer cambiarlo es lo que me ayuda a ser quien soy y quién seré; y está en mis manos conseguirlo.

El Tabernero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *