Sentimiento sociopata

Puede ser que, como dice un gran amigo, las cosas pasan por algo. Pero yo no lo creo. Hoy solo creo en la ira, en el odio y en el llanto. El dolor es un mal sentimiento que se alberga en las personas como el agua en las cuencas de los rí­os. Los motivos, a cada cual más peculiar y doloroso, pero a su vez tan lógicos, ayudan a las personas a cultivar un odio hacia sus semejantes. empiezas a conocer a grandes hijos de puta desconocidos hasta el momento y de los cuales aprendemos su nombre. El corazón, que bombeaba en una dirección, decide parar en seco y, a gritos, te pide que pienses que ya no es es la dirección de tu vida, que no es sangre perdida, pero que no gastes más porque solo te causará dolor. Odias el mundo en el que vives. Desearí­as que todos los que te han hecho daño, desde pre-escolar hasta “pre-universitario” reciban su castigo y que, con el tiempo, se acurden de lo que te hicieron pasar. De pronto, esa voz que antes te decí­a que no bombeases más ahora te dice que eso no vale de nada. No te va a soluciona nada el odiar. Tampoco el dar saltos de alegrí­a, pues todo acabó. La gente busca nuevos caminos (les hay que antes de acabar el anterior). Las aventuras que el mundo guarda son muchas y a cada cual más dolorosa. Pero claro está, tarde o temprano, cuando caperucita conozca cuales son las fauces del lobo recordará que la abuelita ya aviso en su momento, pero que ya no está ahí­ para consolarla. En fin, sentimientos. reacciones quí­micas que distan mucho de algo agradable y que solo ayudan a entorpecer al ser humano. Eso si, cuando estamos inmersos en ellos solo esperamos que nunca acaben.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *